Marisa Belleza Velásquez, de 45 años, formaba parte del equipo élite del hospital Coromoto

Enfermera peruana fue violada y estrangulada en Venezuela

Su cadáver fue abandonado en un paraje solitario de Maracaibo

Enfermera peruana fue violada y estrangulada en Venezuela
Marisa Belleza Velásquez.

Ningún funcionario del cuerpo diplomático peruano se había presentado para respaldar a la familia Belleza Velásquez

Una enfermera peruana fue violada, estrangulada y su cadáver fue abandonado en un paraje solitario de Maracaibo el martes por la noche, informó la policía.

Marisa Belleza Velásquez, de 45 años, nacida en Lima, formaba parte del equipo élite del hospital Coromoto y también del Centro Clínico de esta ciudad, capital del estado Zulia.

De acuerdo con el parte policial, Belleza salió el martes a las 7:30 de la noche del hospital, que está cerca de las riberas del Lago de Maracaibo. Su domicilio está a una hora del nosocomio, en el barrio Integración Comunal, situado a 15 minutos del aeropuerto internacional La Chinita.

La enfermera había sido trasladada del hospital a una parada a medio camino, donde tomaría un transporte público hasta su destino.

A la medianoche, su familia, al constatar que no llegaba, notificó a los cuerpos de seguridad y ayer en horas de la mañana, tras un intenso rastreo, la Policía Regional halló el cadáver de Marisa Belleza en un terreno solitario, detrás de la sede de la Inspectoría de Tránsito, a 10 minutos del aeropuerto.

Su cuerpo presentaba signos de abuso sexual, golpes y clara evidencia de haber sido estrangulada. El Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), que asumió el caso, no dio información sobre los móviles del crimen y anunció una rueda de prensa para hoy.

Marcelino Belleza, de profesión constructor naval, padre de la enfermera, llegó a Venezuela con su esposa Clotilde Velásquez hace muchos años. Ellos residen en el barrio Integración Comunal, al oeste de Maracaibo.

En 1975 trajo de Lima a su hija Marisa, quien siguió estudios de enfermería y luego cursó un posgrado en la Universidad de Zulia, donde se graduó con el primer puesto de su promoción. Sus otros tres hermanos se quedaron en el Perú, donde aún residen.

La enfermera Marisa Belleza tenía 10 años de titular en el hospital Coromoto de Maracaibo, único centro del país especializado en la atención de quemados. Por lo general, este centro asistencial atiende a quemados de la industria petrolera asentada en el Lago de Maracaibo.

La peruana también ejercía su profesión en el hospital Clínico de Maracaibo, uno de los centros privados más importantes de la región, pues en esa institución realizan las cirugías de corazón más riesgosas.

Anoche centenares de enfermeras acompañaban a la familia Belleza Velásquez en las puertas de la morgue del Hospital Universitario de Maracaibo.

La profesional limeña también trabajó en el hospital Noriega Trigo, del municipio San Francisco, territorio colindante con la ciudad capital del Zulia.

«Era muy querida por su gremio y sus pacientes, porque no solo era excelente profesional sino una mujer muy solidaria», dijo su padre Marcelino.

Al cierre de esta edición, ningún funcionario del cuerpo diplomático peruano se había presentado para respaldar a la familia Belleza Velásquez.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído