El imán de la mezquita precintada en Lleida rechaza el solar cedido por el Ayuntamiento

El imán de la mezquita de Lleida clausurada la semana pasada por el Ayuntamiento por exceso de aforo, Abdelwahab Houzi, ha comunicado este jueves a la concejala Sara Mestre que su comunidad ya no quiere levantar la mezquita en el solar que le cedió el Ayuntamiento hace tres años en el polígono Entrevíes.

Houzi ha dicho a la concejala de Seguridad Ciudadana que el solar es demasiado pequeño porque tendría capacidad para unas 500 personas cuando necesitan para más de 2.000 para asegurarse que la Urbana no lo precintara por exceso de aforo.

Así lo ha explicado a Europa Pres, Houssein Kuiten, miembro de la junta de la asociación que dirige la mezquita, al término de la reunión que junto con el imán y otro responsable de la entidad han mantenido con la concejala, que ha confirmado la versión de Kuiten. Ahora, los responsables de la asociación, la Comunidad Islámica de Cooperación y de Unión de Lleida y comarca del Segrià, buscan un espacio alejado, un solar o una nave industrial, para instalar su mezquita.

«Se pondrán contentos los empresarios», ha agregado el portavoz en alusión al proceso contencioso abierto por la agrupación de empresarios de los polígonos El Segre y Entreviés contra el proyecto. «Estamos mirando por nuestra cuenta, es un problema técnico, no queremos arriesgarnos a construir y que luego nos precinten la mezquita», ha precisado.

La reunión ha servido también para que el Ayuntamiento autorice a los fieles a rezar cinco veces en una marquesina de los Camps Elisis mientras siga clausurada la mezquita y para que los musulmanes se comprometan a respetar el aforo cuando el templo se reabra. Mestre ha insistido en que la Urbana exigirá el estricto cumplimiento del aforo y que pondrá también multas si los fieles ocupan la calle.

Inicialmente, el periodo de alegaciones al cierre dura 15 días y el ayuntamiento tiene 15 más para resolver, lo que puede alargar el cierre hasta el 21 de agosto. Se trata de la mezquita de la calle del Nord, la más numerosa de las dos que hay en la ciudad.

Abdelwahab Houzi y el alcalde de Lleida Àngel Ros firmaron el 4 de diciembre de 2007 el convenio por el que el Ayuntamiento cedía un solar de 1.868 metros cuadrados, de propiedad municipal en régimen de concesión administrativa durante 50 años prorrogables y pagando un canon por parte de la Comunidad Islámica de 8.000 euros anuales. La firma llegaba después de seis años de conflicto entre la mezquita y los vecinos del barrio porque ya se había quedado pequeña

En la reunión de este jueves, los musulmanes han argumentado su cambio de opinión afirmando que el número de fieles que hay en Lleida ahora supera en mucho a los que había en 2007.

El encuentro ha comenzado pasadas las once de la mañana en el despacho de Mestre. La concejala ha hecho el gesto de dar la mano a Houssein Kuiten, el primero que llegaba. El la ha rechazado. «Ya sabe que no podemos dar la mano a las mujeres», ha dicho y ha entrado a la reunión.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído