Uno de los supervivientes dice que el balsero les animó a subir

Uno de los supervivientes del accidente que seis estudiantes catalanes sufrieron cuando volcó la barca en la que cruzaban el río Gallina en México ha asegurado que el balsero les animó a embarcarse pese a la prohibición de la oficina de turismo debido a la crecida del río y les aseguró que no era peligroso.

En unas declaraciones a los medios locales recogidas por Europa Press, Bernat Palau ha reconocido que en la oficina de turismo les desaconsejaron la excursión a las cascadas, pero que el balsero les dijo que el personal de esta oficina «eran escolares y que no sabían los caminos».

Palau es uno de los dos supervivientes del accidente por el momento, mientras siguen las tareas de búsqueda de los tres desaparecidos y después de que se haya encontrado el cadáver de una de las estudiantes que viajaba en la barca.

«Cuando hemos llegado, nos ha dicho que teníamos que cruzar; le hemos preguntado si era peligroso y nos ha dicho que no», ha sostenido el joven, que ha añadido que el río estaba crecido y llevaba corriente pero no había remolinos. «Si diriges bien la balsa puedes cruzar; el problema es que él no lo hizo bien», ha concluido.

Palau ha relatado que él y la otra joven superviviente, Aina Frau, no conocían a la fallecida ni a sus tres amigos desaparecidos, sino que se conocieron durante la excursión. Ellos ya habían descartado la opción de ir a las cascadas cuando el patrón de la embarcación –ahora detenido– les fue a buscar a la plaza en la que se encontraban para decirles que había pactado la excursión con un grupo de jóvenes y para proponerles si querían ir.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído