La misión OEA-Caricom inicia trabajos de observación de las elecciones en Haití

La misión OEA-Caricom inicia trabajos de observación de las elecciones en Haití

El cantante haitiano Wyclef Jean firma su candidatura a la presidencia de Haití en Puerto Príncipe (Haití), de cara a las elecciones del 28 de noviembre. EFE

EFE/Archivo

La Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comunidad del Caribe (Caricom) tienen ya en Haití a un primer grupo de expertos, que llegaron hoy al país para iniciar los trabajos de observación del proceso electoral que culminará con los comicios presidenciales y legislativos del 28 de noviembre.

Se trata de una ‘avanzada’ que preparará el terreno para la llegada del resto de la misión, la más cara y más numerosa que estos organismos han formado en su historia, con un total de 193 agentes que supervisarán la campaña previa, las votaciones y el proceso de escrutinio en Haití, hasta que se conozcan los resultados de la segunda vuelta.

Por ello, se considera que la misión podría permanecer cerca de siete meses en el país caribeño, el más pobre de América y asolado por un terremoto que el pasado enero causó unos 300.000 muertos, otros tantos heridos y 1,5 millones de damnificados.

En total hoy arribaron a Puerto Príncipe siete observadores, entre ellos el jefe de la misión, el diplomático trinitense Colin Granderson, dijo a Efe una fuente de la oficina de la OEA en el país caribeño.

El grupo, que permanecerá en el país una semana, llegó procedente de Washington, sede del organismo interamericano, y se sumará a tres observadores que ya están en Puerto Príncipe, agregó la fuente.

Los observadores se reunirán con los diferentes partidos políticos locales y prevén ofrecer una rueda de prensa antes de concluir la visita al país para dar a conocer sus impresiones sobre la situación del proceso electoral.

Con un presupuesto de 5,3 millones de dólares y formada por 193 miembros, la misión será la más cara y la más numerosa de estos organismos en su historia.

Granderson es bien conocido en Haití, donde fue el coordinador de la Misión Civil Internacional (Micivih) encargada por la OEA de observar la situación de los derechos humanos durante la época de los Gobiernos posteriores al golpe de Estado de 1991 contra el entonces presidente constitucional, Jean-Bertrand Aristide.

Los haitianos elegirán el próximo 28 de noviembre al sucesor del presidente René Préval, así como a 11 senadores y a 99 diputados.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y el embajador de Haití ante el organismo interamericano, Duly Brutus, firmaron ayer en Washington el acuerdo que establece las normas que regirán para la misión.

Insulza explicó que el principal objetivo de la misión conjunta OEA-Caricom es «verificar que el proceso se desarrolle dentro de las normas y los estándares internacionales de legitimidad y transparencia, tal como lo establece la Carta Democrática Interamericana para garantizar un proceso electoral libre y justo».

Por su parte, Brutus expresó su satisfacción por la firma del acuerdo y aseguró que «la presencia y el apoyo de la OEA es la mejor expresión de la voluntad de esta organización de apoyar y colaborar con las instituciones democráticas en Haití».

«Esta es la mejor vía que tenemos los haitianos para defender los principios de la democracia, tan necesaria para luchar contra la pobreza y apoyar la reconstrucción del país», añadió.

La OEA ha estado involucrada en varios aspectos del proceso electoral haitiano, como el registro de nuevos votantes, la asistencia técnica al Consejo Electoral Provisional (CEP) y de conocimientos técnicos y de equipos para el establecimiento de centros de tabulación.

El jefe de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTA), Edmond Mulet, destacó hace dos semanas la relevancia de esta misión, dada la importancia que estas elecciones tienen para la comunidad internacional.

Según Mulet, la comunidad internacional desea que las elecciones sean creíbles, inclusivas y democráticas, por lo que, en su opinión, un proceso electoral problemático podría dar lugar a un clima de inestabilidad.

El CEP y otras instituciones haitianas trabajan desde hace meses en un proceso que permita a todos los haitianos verificar o modificar sus inscripciones en el registro electoral para poder ejercer su derecho al voto.

También se trabaja en identificar nuevos centros de votos para reemplazar los que fueron destruidos por el sismo, sobre todo en los departamentos Oeste y Sureste.

El articulo 134 de la Constitución haitiana prevé que las elecciones se celebren el último domingo de noviembre, en el quinto año del mandato presidencial.

La llegada de los primeros integrantes de la misión de observación coincidió hoy con la inscripción como candidato a la Presidencia del cantante Wyclef Jean, ganador de tres Grammys y embajador de buena voluntad de Haití.

Wyclef Jean se suma así a la lista de aspirantes presidenciales, entre los que se cuentan Jean Hector Anacacis, del movimiento de juventud Modejha; el ex primer ministro Jacques-Edouard Alexis, del partido oficial Inite (Unidad); el cantante local Michel Martelly, «Sweet Micky» y el industrial Charles-Henry Baker, tercero en las presidenciales de 2006.

El plazo de inscripción de candidatos a las presidenciales finaliza el sábado 7 de agosto y la lista de admitidos se publicará el día 17.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído