Patrullas no logran comunicarse con 34 mineros atrapados en el norte de Chile

Patrullas no logran comunicarse con 34 mineros atrapados en el norte de Chile
. EFE/Archivo

Las patrullas de rescate no han logrado aún comunicarse con 34 mineros que desde ayer permanecen atrapados por un derrumbe en una mina de cobre en la norteña región chilena de Atacama.

Así lo confirmó la Intendenta (gobernadora) de Atacama, Ximena Matas, tras permanecer toda la noche junto a la entrada del yacimiento «San José», de la minera San Esteban, a unos 45 kilómetros de Copiapó, la capital regional, junto a las demás autoridades de la zona y familiares de los trabajadores.

«Hasta el momento no hemos podido contactar con ellos. Se están haciendo todas las formas mejores de poder bajar por espacios alternativos para poder llegar hasta donde se encuentran», dijo la gobernadora Matas a radio Cooperativa.

A las 07:00 de la mañana de este viernes (11:00 GMT) se cumplieron quince horas desde que se produjo el derrumbe en el nivel 350 (metros) de la mina, que es un socavón excavado en la ladera de un cerro.

La ministra de Trabajo, Camila Merino, viajó a la zona en un avión de la Fuerza Aérea junto al subsecretario de Minería, Pablo Wagner, y el director nacional del Servicio Nacional de Geología y Minería, Alejandro Vio.

«Se trata de un accidente grave y hasta ahora los intentos por acceder al pique han sido infructuosos. Esta delegación de gobierno tiene como objeto estar con los trabajadores en estos momentos críticos, y vamos a utilizar todos los recursos disponibles para sacarlos con vida tras este accidente», dijo Merino.

Las autoridades creen que los trabajadores se encontraban en ese momento en el nivel 450 (metros), donde existe un refugio con capacidad para 35 personas, con suministro de oxígeno y reservas de agua, elementos de abrigo y alimentos, pero sin comunicación con el exterior.

Los familiares de los mineros atrapados criticaron que la empresa sólo les haya informado del accidente cinco horas después de ocurrido y denunciaron las «precarias» condiciones de seguridad existentes en el yacimiento, considerado de tamaño mediano.

Personal de Carabineros, bomberos y trabajadores de la misma empresa y de otras minas de la zona integran las patrullas de rescate que intentan llegar hasta los mineros atrapados.

Los esfuerzos se concentran en descensos verticales por las chimeneas de ventilación de la mina, ya que por la ruta normal de la misma, que permite hasta el paso de vehículos, hay al menos 3,5 kilómetros hasta el sector donde se supone que están refugiados, y el derrumbe la tapió con centenares de toneladas de tierra y rocas.

Hasta ahora la empresa dueña de la mina ha mantenido un completo silencio sobre el accidente, que según trabajadores del yacimiento pudo haber sido provocado por «una falla geológica» detectada hace una semana.

Según señalaron los obreros a periodistas locales, ya antes se habían registrado accidentes laborales y en uno de ellos un trabajador sufrió la amputación de una pierna y otro resultó con una lesión grave.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído