La AUGC en Melilla ve «incomprensibles» las acusaciones de racismo de Marruecos, «que se caen por su propio peso»

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Melilla calificó este viernes las recientes acusaciones lanzadas por Marruecos, que atribuyen a la Benemérita supuestos malos tratos y humillaciones dirigidos contra ciudadanos marroquíes, como «incomprensibles», y afirmó que «se caen por su propio peso».

Así, en declaraciones a Europa Press, el secretario provincial de la AUGC en Melilla, Yamal Al-Lal, atribuyó «a las autoridades marroquíes» la responsabilidad de la actual situación, marcada por esta sucesión de críticas, al «no haber tomado cartas en el asunto».

Yamal defendió la actuación diaria de la Guardia Civil en Melilla como «el mejor medio» para desmentir los supuestos malos tratos, ya que, según él, la Benemérita busca dispensar «un trato digno a los ciudadanos marroquíes», al ser éstos, antes que nada, «personas que, como tales, tratamos de dignificar».

En este sentido, este representante de la AUGC aludió a la ayuda que diariamente suministran a los comerciantes del Barrio Chino de Melilla, o al auxilio, el pasado miércoles 11, que prestaron «de la mejor forma» a diez inmigrantes subsaharianos en aguas marroquíes que viajaban en una embarcación neumática, como ejemplos que desmentirían los descalificativos lanzados por Marruecos, país desde el que entran hacia esta ciudad diariamente «20.000 personas».

ACUSACIONES QUE OBEDECEN A INTERESES POLITICOS

«En Melilla convivimos en paz distintas culturas y religiones», según Yahal, por lo que «las acusaciones son incomprensibles y sólo las pueden lanzar quien no conozca la situación real» de esta ciudad española situada en el norte de Africa, y obedecerían a «intereses políticos», por lo que «tendrían que ser respondidas por el propio Gobierno».

El secretario provincial de la AUGC en Melilla también aseguró que la situación actual en el paso de mercancías fronterizo de Melilla transcurre «con normalidad» este viernes, después de que el día anterior un grupo de una treintena de marroquíes hubiera boicoteado durante toda la mañana el paso de mercancías del país vecino hacia Melilla, una situación que «esperan que no se vuelva a repetir».

Por último, Yamal tachó de «machista» el fotomontaje elaborado supuestamente por activistas marroquíes en el que mostraban a mujeres policías dedicadas al control de pasaportes en el paso fronterizo rodeadas de manos ensangrentadas. «Parece que no aceptan que las mujeres son tan eficaces como los hombres», aseveró.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído