Se dirigían en cuatro embarcaciones hacia la isla italiana de Lampedusa

Italia intercepta buques con 400 inmigrantes tunecinos

Hace más de una semana más de 5.000 tunecinos llegaron a la pequeña isla mediterránea

Italia intercepta buques con 400 inmigrantes tunecinos
Inmigrantes tunecinos. EFE.

El ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, advirtió ayer que en Libia un millón y medio de personas que huyen de los disturbios hacia el este y el oeste, se encuentra en situación irregular

Cerca de 400 tunecinos que se dirigían en cuatro embarcaciones hacia la isla italiana de Lampedusa fueron interceptados en las últimas horas por la guardia costera italiana.

La guardia informó esta mañana que escoltó una embarcación con 347 personas a bordo», cuatro de ellas mujeres, que tras su llegada al puerto de Lampedusa, la más grande de las islas Pelagias, fueron conducidas al Centro de Identificación y Expulsión (CIE) local.

Poco antes, la policía detuvo a 44 inmigrantes ilegales, en su mayoría tunecinos, en la isla, cerca del cementerio del pueblo homónimo, mientras en Linosa, otra isla del archipiélago, fueron detenidos otras 22 personas que viajaban en otras dos embarcaciones precarias.

Según la edición digital del Corriere della Sera, en la primera embarcación se encontraban también dos periodistas de la televisión alemana, que realizaban un reportaje sobre la inmigración ilegal, quienes fueron identificados por la policía y luego liberados.

Los inmigrantes interceptados ayer son los primeros en llegar a Lampedusa desde hace más de una semana, cuando más de 5.000 tunecinos llegaron a la pequeña isla mediterránea, situada a solo 130 kilómetros de la costa tunecina, informó la agencia de noticias DPA.

Funcionarios del gobierno italiano, por otra parte, alertaron que los disturbios sociales en el norte de África, incluyendo la actual revuelta en Libia, podrían llevar a cientos de miles de futuros emigrantes a intentar cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa.

El ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, advirtió ayer que en Libia un millón y medio de personas que huyen de los disturbios hacia el este y el oeste, se encuentra en situación irregular.

Maroni volvió a quejarse de que la Unión Europea hace «demasiado poco»para frenar la avalancha de refugiados y evitar la toma del poder por parte de los islamistas.

«Existe el peligro de que Libia se convierta en un Afganistán a nuestras puertas» y Europa se mueve a tiempo de caracol, incapaz de reaccionar a una emergencia, señaló.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído