Coloquio"Desarrollo económico y social de América Latina en los últimos años"

Carlos Solchaga: “Estamos en el umbral de la década de América Latina”

Para Benita Ferrero-Waldner, “América Latina y el Caribe han manejado mejor la crisis financiera y económica que los europeos”

Carlos Solchaga: “Estamos en el umbral de la década de América Latina”
Carlos Solchaga y Benita Ferrero-Waldner.

Carlos Solchaga y Benita Ferrero-Waldner analizaron el desarrollo de la economía de América Latina y los retos de la construcción de una política de colaboración de esa región con Europa

Durante el coloquio organizado por la Fundación Euroamérica, Carlos Solchaga y Benita Ferrero-Waldner analizaron el desarrollo de la economía de América Latina y los retos de la construcción de una política de colaboración de esa región con Europa.

En su intervención, el ex ministro y ex presidente de la Fundación Euroamérica Carlos Solchaga examinó el desarrollo económico y social de América Latina en los últimos años, destacando que esta región ha conseguido superar la mayor crisis reciente sin mayores daños.

Según manifestó, la combinación del crecimiento que ha vivido la región en la última década, alrededor del 4%, y el freno al crecimiento de la población, por debajo del 1% anual, ha permitido que la renta per capita aumente de manera importante. Sin llegar a niveles de algunos países de Asia o África subsahariana, el desarrollo conseguido ha sido extraordinariamente importante, con una media en términos de calidad de compra de alrededor del 25%. Países como Perú y Panamá han llegado incluso a casi al 50% en diez años.

Este crecimiento de la renta per capita ha permitido, a través también de políticas sociales «inteligentes y sensatas», conseguir dos objetivos muy importantes en la región: reducir el porcentaje de población en situación de pobreza o indigencia en 17 puntos y que los quintiles centrales aumenten de peso.

«Ambos son buenos signos sobre las posibilidades de la estabilización política de las instituciones democráticas», remarcó. El ex ministro Solchaga indicó que estos cambios permiten que los procesos electorales ya no produzcan la zozobra o inquietud que tenían en otros tiempos. «En la mayor parte de los casos tenemos la tranquilidad de que muchas cosas son compartidas».

El ex ministro Solchaga indicó a continuación que cree en la posibilidad de que nos encontremos en el umbral de la década de América Latina: una década con un desarrollo de las clases medias, con una mejora del conocimiento y la información en la región, y con un acceso a las pautas institucionales de los países política y económicamente desarrollados.

Entre los puntos fuertes para conseguirlo comentó que se encuentran el seguimiento en mayor parte de políticas económicas y sociales ortodoxas -que incluyen una deuda pública baja, el déficit fiscal mínimo, la balanza con cuenta corriente equilibrada y la libertad de empresa y de mercados-, la limitación del atractivo del populismo y un apoyo a la democracia como el mejor sistema de gobierno. Los países de la región son hoy mucho más maduros que hace 25 años, han desechado los caminos cortos, son conscientes del papel de la globalización y, por tanto, están preparados para aprovechar para tener una década de crecimiento.

No obstante, para Carlos Solchaga los países de América Latina tendrán que enfrentar sin embargo retos que pueden acabar con el proceso favorable de crecimiento y desarrollo. Por una parte, tendrán que desafiar la inflación, la cual puede acabar con el proceso favorable del crecimiento de las exportaciones y no permitir mantener el modelo de desarrollo. Igualmente, tendrán que diseñar un sistema que, además de organizar adecuadamente la arquitectura financiera internacional, acabe con «la guerra de las monedas», de la cual no pueden sino salir perjudicados. Como tercer reto, tendrán que disponer de los recursos necesarios para garantizar la educación y la sanidad, para lo que se requerirán reformas fiscales serias.

Para el ex ministro Solchaga, América Latina tiene pendiente el proyecto de la integración, el cual todavía «no ha sido tomado en serio». No obstante, quiso matizar que ya se mejora en la forma de gobernar y en la toma de decisiones, que hay enormes posibilidades de desarrollo y que hay capacidad para responder. «Esta región seguirá adelante y espero que con éxito», remarcó.

Por su parte, durante su intervención, Benita Ferrero-Waldner quiso sumarse a lo expresado por Carlos Solchaga manifestando que «América Latina y Caribe ha manejado la crisis financiera y económica mejor que nosotros los europeos» y su impacto en la región ha sido, aunque importante, menor. «La región de hecho se está recuperando a buen paso», subrayó.

Al analizar las relaciones entre Europa y América Latina y el Caribe, para la ex comisaria europea de Relaciones Exteriores y Política de Vecindad, exministra de Asuntos Exteriores de Austria y nueva presidenta de la Fundación Euroamérica es fundamental «un modelo de colaboración de la sociedad civil para potenciar las relaciones en un área de más de mil millones de habitantes, que aporta un indudable valor al papel de Occidente en la escena mundial».

Entre los grandes temas que considera deben abordarse se encuentran la desigualdad social, la pobreza y la exclusión, las drogas ilegales y la delincuencia organizada, cuestiones medioambientales y la ineludible mejora de la gobernanza democrática.

Para la nueva presidenta de la Fundación Euroamérica vale recordar que las dos regiones suscribieron hace diez años una Asociación Estratégica que ha ido creciendo a través de las Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno bianuales y de muchas reuniones y horas de trabajo a todos los niveles. Como ejemplo, quiso destacar que durante los años ochenta y noventa las empresas españolas buscaron aumentar su tamaño para ser más competitivas en el Mercado Único Europeo por medio de sus inversiones en América Latina. Así, supieron resistir las crisis económicas que fueron especialmente agudas en países tan importantes como México y Argentina, porque «habían ido a su espacio natural de expansión para quedarse, transmitir conocimiento y tecnologías, formar cuadros y promover el desarrollo y la cooperación».

 

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído