El alcalde, Francisco Jódar, habla de "una noche de pesadilla"

Lorca evalúa los daños en infraestructuras tras el terremoto

Un terremoto de 5,2 grados Richter sacudió ayer Murcia provocando ocho muertos y un centenar de heridos

Lorca evalúa los daños en infraestructuras tras el terremoto
Terremoto en Murcia. EFE.

El alcalde de Lorca, Francisco Jódar, ha confirmado que las primeras brigadas para la evaluación de daños en las infraestructuras, llegadas desde muchas partes de España, "ya están trabajando" sobre el terreno

El alcalde de Lorca, Francisco Jódar, ha confirmado que las primeras brigadas para la evaluación de daños en las infraestructuras, llegadas desde muchas partes de España, «ya están trabajando» sobre el terreno.

En declaraciones a la Cadena Cope, Jódar ha advertido de que esta primera evaluación «debe ser muy rápida» y, para ello, «una gran cantidad de profesionales ya están trabajando».

En esta sentido, ha explicado que «tras una noche larga, de pesadilla, en la que poca gente ha dormido», llega un día que va a ser «complicado», en el que «hay que buscar una solución» para muchos vecinos. «No podemos permitir que pasen otra noche, de frío e incertidumbre, al raso», ha apostillado.

El Gobierno murciano ha mantenido en ocho el número de víctimas mortales, una de ellas menor de edad, como consecuencia de los terremotos de hasta 5,1 grados en la escala de Richter que ha sacudido el municipio de Lorca, según el último parte médico, actualizado a las 9.00 horas.

Desde el Servicio Murciano de Salud (SMS) se confirma la asistencia sanitaria a un total de 260 heridos, tres de ellos muy graves, trasladados al Hospital Virgen de la Arrixaca, en Murcia.

En concreto, se trata de una mujer, ingresada en la UCI del pabellón general, con politraumatismo severo, en estado muy grave; un niño, ingresado en la UCI de Pediatría, en estado grave, con evolución favorable; y otra mujer, ingresada en Reanimación, ya fue intervenida anoche, cuyo estado es grave.

LA UME Y EL EJÉRCITO DE TIERRA ALOJAN A UNAS 1000 PERSONAS

Un total de 420 efectivos militares están en la localidad de Lorca (Murcia) para prestar ayuda a los damnificados por el terremoto, en el que han muerto ocho personas, entre ellas dos mujeres embarazadas.

Según han informado fuentes militares a Europa Press, en concreto han acudido a la zona 340 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y 80 del Ejército de Tierra. Todos ellos están trabajando con 147 vehículos. Hasta el momento, los efectivos han instalado en la zona tiendas y alojamientos provisionales para dar cobijo a unas 1.000 personas afectadas por el seísmo.

La UME, que ha sido activada tras la petición realizada por el Gobierno autonómico a la Delegación del Gobierno en Murcia, ofrecerá apoyo logístico a los damnificados por los terremotos en Lorca, a donde ha desplazado una sección de ingenieros con maquinaria pesada, y en las próximas horas acometerán también trabajos de descombro de calles y apuntalamiento de edificios.

El primer elemento de intervención está formado por el III Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM III) con sede en Bétera (Valencia), que se ha desplazado inmediatamente hacia la localidad murciana. Además, se han sumado a las tareas de apoyo el II Batallón con sede en Morón (Sevilla) y el Regimiento de Apoyo a Emergencias con sede en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Asimismo, como apoyo logístico, la UME dispone de diversos medios sanitarios, 6.900 raciones de intervención ligera (una comida), 15.100 litros de agua embotellada y en aljibes y 1.200 mantas. Todos los elementos de la Unidad están siendo seguidos desde el Centro de Operaciones (JOC) del Cuartel General en la Base de Torrejón.

En lo que respecta al movimiento de medios aéreos, se ha preparado un dispositivo formado por tres helicópteros: un ligero EC-135, para Mando y Control y dos medios HT-27 y HU-27 ‘Cougar’, uno en configuración transporte y otro en transporte y cámara Wescam para transmitir imágenes en tiempo real.

Esta es la primera vez que la Unidad Militar de Emergencias interviene en territorio nacional como consecuencia de un movimiento sísmico. Anteriormente, participó en labores de búsqueda y rescate del terremoto de Haití.

Por último, el delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar, ha afirmado que estas situaciones «inesperadas» demuestran que «todo lo que se haga en materia preventiva es poco» y, por ello, insta a que las nuevas construcciones «estén bien cubiertas» ante este tipo de situaciones «improbables pero no imposibles».

«Lorca tiene un casco histórico sobre el que era muy difícil intervenir, la iglesia de San Mateo y la de Virgen de las Huertas, así como el propio ayuntamiento, están muy tocadas. Es un patrimonio que pierde Lorca y trataremos de restaurarlo en la medida de lo posible», ha señalado.

En declaraciones a RNE recogidas para Europa Press, Tovar ha asegurado que «la imagen es desoladora, con muchas paredes derruidas y cornisas que han caído», dando la imagen de «una ciudad casi devastada». En cualquier caso, recuerda que «el alcance real lo tendrán que comunicar los técnicos».

Asimismo, ha explicado que «toda la ciudad está afectada, no hay ningún barrio que se haya librado de la tragedia». En este sentido, ha dicho que «lo que parecía un mal sueño es una realidad» y, por lo tanto, «hay que dar una respuesta», tal y como ha hecho el Gobierno de España «al poner disposición del gobierno regional todos sus medios» y la Cruz Roja, cuya movilización ha sido «extraordinaria».

 

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído