Cientos de candidatos extranjeros se han lanzado a la conquista de un puesto en una alcaldía o un Parlamento autonómico

El voto de los inmigrantes gana peso

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), los extranjeros con derecho a voto son 473.574 de 36 países

El voto de los inmigrantes gana peso
Inmigrantes votando. A.McKenzie.

A pesar de que la legislación permite votar por primera vez a casi 350.000 extranjeros, tan sólo 50.000 se han inscrito para hacerlo

Cientos de candidatos extranjeros se han lanzado a la conquista de un puesto en una alcaldía o un Parlamento autonómico desde el que defender los intereses de los miles de inmigrantes o expatriados que viven en España.

Integrados en las candidaturas de los grandes partidos políticos o como representantes de pequeños grupos de independientes, todos confían en atraer el voto de algunos de los casi medio millón de votantes extranjeros que podrán participar en el 22-M.

«Me parece justo y necesario; si convivimos y pagamos impuestos, también debemos poder votar y defender nuestros intereses», asegura el presidente de la Federación Nacional de asociaciones de Ecuatorianos en España, Juan Carlos Lucero, quien detalla que se han inscrito casi 26.000 ecuatorianos para votar.

Lucero cree que serían muchísimos más si el proceso no hubiera sido «tan complicado y precipitado» y está convencido de que las municipales de 2015 verán «la verdadera avalancha de electores y candidatos extranjeros».

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), los extranjeros con derecho a voto son 473.574 de 36 países, incluidos todos los de la UE más Noruega y aquellos países con los que España tenga un acuerdo de reciprocidad, entre los que destacan Ecuador, Bolivia, Colombia, Perú y Chile.

A pesar de que la legislación permite votar por primera vez a casi 350.000 extranjeros, tan sólo 50.000 se han inscrito para hacerlo, por lo que la mayoría de los votantes foráneos son europeos, y en especial británicos y rumanos.

A ellos se unen los cientos de miles de inmigrantes que se han nacionalizado -unos 600.000, según datos del INE- y por tanto no figuran en la contabilidad oficial sobre extranjeros.

«Somos muchísimos y en muchos sitios seremos decisivos, así que no es extraño que nos cortejen los partidos grandes», asegura Lucero.

De hecho, la presencia de extranjeros en las candidaturas de los grandes partidos ha sido motivo de orgullo celebrado en sendos actos organizados por el PSOE, con 586 candidatos extranjeros, siete de ellos en cabeza de lista, y PP, que presume de contar con casi 500 candidatos de otras nacionalidades en unas 26 provincias y contar con una lista de hasta cinco nacionalidades distintas en su candidatura de la localidad alicantina de Teulada-Moraira.

CiU e IU no saben cuántos extranjeros integran sus listas por considerar que «son compañeros como todos los demás y no los contamos aparte», argumentan ambas formaciones.

La capacidad de atraer a los votantes extranjeros va a ser determinante en cientos de localidades, en especial en Alicante, la provincia con más votantes inscritos en el censo electoral; con un total de 76.455, está por delante de Madrid, con 63.364, y Barcelona, con 40.529. De hecho, las localidades de San Fulgencio y Llíber tienen más votantes extranjeros que españoles, y otros seis municipios de la provincia de Alicante superan el 40% de votantes extranjeros.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído