Manuela Rodríguez, de origen mexicano, confesó ante las autoridades de Illinois que mató a golpes y mutiló el cuerpo de la pequeña Rose

Esta chalada ha matado a su nieta de 7 meses con una sierra eléctrica… porque no paraba de llorar

Luego llamó a su hermana para decirle lo que había hecho. "Lo hice, la maté"

Esta chalada ha matado a su nieta de 7 meses con una sierra eléctrica... porque no paraba de llorar
Manuela Rodríguez PD

La abuela le puso un calcetín en su boca

Enfurecida porque no dejaba de llorar, Manuela Rodríguez le metió un calcetín en la boca a su nieta de 7 meses, la golpeó en la cabeza y luego utilizó una sierra eléctrica para cortarle el cuello, el pecho y un hombro.

Luego llamó a su hermana para decirle lo que había hecho. «Lo hice, la maté», dijo la abuela a la policía de Chicago cuando llegó a la casa el pasado lunes tras recibir el reporte del ataque.

Según da cuenta ‘Excelsior’, La Oficina del Fiscal del Condado de Cook informó que Rodríguez reconoció también ante paramédicos que mató a Rose porque no dejaba de llorar.

Durante su primera aparición ante una corte, el abogado de la abuela, de origen mexicano, dijo que su cliente tiene problemas mentales y que intentó buscar ayuda antes de que ocurriera la tragedia.

UNA AMENAZA

Pero para la jueza María Kuriakos-Cecil, la mujer de 52 años es «una amenaza a la sociedad y así misma», por lo que le impidió tener el beneficio de pagar fianza y enfrentar su proceso en libertad.

Los papas de Rose no tenían idea de que su propia abuela era una amenaza para la niña, e inclusive la describieron como «dulce y maravillosa» cuando se encontraba al cuidado de la menor.

Rodríguez cuidaba a Rose todos los días mientras los padres de la bebé iban a trabajar, según el fiscal Barry Quinn.

La abuela vivía en el piso de abajo junto con su esposo, mientras que dos de sus hijas y dos de sus nietas vivían en el piso de arriba.

Rodríguez estuvo cuidando a la niña desde las 7:45 de la mañana del pasado lunes y se quedó sola con Rose mientras su esposo llevó al trabajo a la madre de la niña, informaron las autoridades.

El hombre fue alertado por una de las hermanas de Rodríguez sobre la llamada que le había hecho y subió al segundo piso donde encontró a la niña en el piso en medio de un charco de sangre y a la mujer intentando quitarse la vida.

Según la autopsia practicada por el forense, la niña murió debido a dos fuertes golpes que recibió en la cabeza y se sofocó cuando la abuela le puso un calcetín en su boca.

Para cuando la mujer comenzó a cortar su pequeño cuerpo con la sierra, Rose ya había fallecido, según las autoridades.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído