Dos de los espeleólogos españoles atrapados no han salido con vida

Muere otro espeleólogo, inspector jefe de la Policía Nacional, tras demorar Marruecos la ayuda española

Los equipo de rescate españoles, depués de 48 horas de negociación para acceder al terreno, han salvado a Bolívar

Muere otro espeleólogo, inspector jefe de la Policía Nacional, tras demorar Marruecos la ayuda española
Los espeleólogos PD

Dos de los espeleólogos españoles atrapados no han salido con vida del Atlas marroquí. José Antonio Martínez Jiménez, el segundo de los fallecidos, ha muerto a causa de la gravedad de las heridas.

El sábado se informó del fallecimiento del primero de los integrantes del grupo, Gustavo Virués. Juan Bolívar, el tercer atrapado, ha sobrevivido.

El primer español fallecido en las montañas del sur de Marruecos fue Gustavo Virues. Murió al caerse desde la pared del cañón. Tenía 41 años, trabajaba como abogado en Cádiz y tenía dos hijos.

El fallecido este domingo 5 de abril de 2015 es el inspector jefe de la Policía Nacional José Antonio Martínez. Resultó herido con una fractura en una pierna y una contusión en la cabeza. De 41 años, tenía más de 20 años de experiencia en montañismo. Estaba destinado en Almería

El tercer espeleólogo atrapado, Juan Bolivar Bueno, también policía, ha resultado ileso y ya ha sido rescatado. Fuentes diplomáticas españolas dijeron que Bolívar, que se encuentra «físicamente bien».

Aunque sufre hipotermia y estrés postraumático, pudo salir del barranco por sí mismo, sin tener que ser llevado a hombros por los rescatadores. Esta noche está previsto que el superviviente sea trasladado a Uarzazate.

Rescate de las fuerzas españolas

Sí ha sido postergado hasta el lunes el traslado de los cadáveres. Los cadáveres se encuentran al fondo de un barranco de 400 metros de profundidad, con paredes muy estrechas en algunos puntos y en los que desplazarse es extremadamente difícil.

El equipo de rescate español, que tardó casi 48 horas en obtener el permiso marroquí para entrar y operar en el país magrebí, está formado por cuatro guardias civiles del Servicio de Montaña más tres agentes de los Grupos Especiales de Operaciones de la Policía Nacional.

Aunque se había informado en un primer momento que las labores de rescate no comenzarían hasta el lunes por los riesgos que suponían, se pusieron a trabajar con las últimas horas de luz del día y lograron rescatar vivo a Bolívar.

Junto a los siete especialistas españoles hay al pie del barranco no menos de 140 agentes marroquíes de la Gendarmería, las Fuerzas Auxiliares o del ministerio de Sanidad.

Los tres españoles viajaron hasta Marruecos en un grupo organizado procedente de Sevilla y compuesto por nueve personas. Estaban preparados técnica y físicamente para afrontar la expedición.

Se separaron del grupo el pasado lunes, quedaron en encontrarse esa misma tarde o el martes y, tras no saber nada de ellos, el jefe de la expedición presentó la denuncia el miércoles ante la Gendarmería marroquí y avisó al Consulado.

De hecho, el resto de integrantes del grupo, que decidieron quedarse la pasada noche en la montaña para ayudar en la búsqueda, fueron los primeros en localizar a sus compañeros.

Las operaciones de rescate fueron extremadamente complicadas debido a la zona en la que se encontraban.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído