La historia de Tahera Ahmad se ha convertido en viral en las redes sociales

La musulmana a la que negaron un refresco en el avión por miedo a que lo usara como arma

"No podía dejar de llorar, pensaba que la gente me iba a defender y a decir algo. Algunas personas se limitaron a negar con la cabeza"

La musulmana a la que negaron un refresco en el avión por miedo a que lo usara como arma
Tahera Ahmad PD

Una voz le gritó desde el fondo que cerrase la boca. "Pude sentir el odio en su mirada"

Cuando Tahera Ahmad, una estudiante de la Universidad de Chicago, pidió un refresco en el vuelo 3504 de United Airlines no se imaginaba la situación dantesca que le iba a tocar vivir.

Y es que, el azafato al que solicitó la lata le explicó que no podía entregársela por miedo a que la utilizarla como arma debido a su origen musulmán. Así lo ha afirmado, al menos, la afectada en su muro de Facebook.

Al parecer, todo ocurrió mientras la joven viajaba en un avión a más de 30.000 pies de altura. Fue en ese momento cuando solicitó a uno de los trabajadores de la compañía un refresco de cola light.

Sin embargo, el azafato le informó de que no podía entregárselo por motivos de seguridad. En un principio, y aunque le pareció algo extraño, Ahmad no rechistó, pero sí pidió explicaciones al mismo azafato cuando se percató de que este le entregaba una lata de cerveza al hombre que se sentaba a su lado. La historia ya se ha hecho viral en Twitter.

¿Cuál fue la respuesta del azafato?

Según afirma la joven en su página de Facebook, abrió una lata frente a ella y, mostrándole una parte de la misma, le dijo que podía ser utilizada como arma. Lejos de amedrentarse, Ahmad preguntó al resto de los pasajeros si habían visto lo que había sucedido, pero ni uno solo la apoyó. Por el contrario, una voz le gritó desde el fondo que era musulmana y que cerrase la boca. «Pude sentir el odio en su mirada», explica la joven.

Desesperada, y sin saber qué hacer, Ahmad no pudo contener las lágrimas.

«No podía dejar de llorar, pensaba que la gente me iba a defender y a decir algo. Algunas personas se limitaron a negar con la cabeza»,

añade en su página. Desde que la historia vio la luz en las redes sociales, cientos de personas han mostrado su apoyo a esta universitaria con el hashtag #UnitedForTahera.

«MALENTENDIDO»

Por su parte, las aerolíneas han señalado que todo se debió a un malentendido y que la tripulación se reunió con la afectada tras el vuelo para solucionar el problema. «Hemos hablado con la señora Ahmad esta tarde para saber qué ha ocurrido y pedir disculpas por no prestar el servicio que se espera de nosotros. Esperamos tener la oportunidad de darle de nuevo la bienvenida en nuestros vuelos», explicó un representante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído