La ocurrencia de Justin Schmidt casi le cuesta algo más que unos terribles mordiscos

El rollizo que se pone en el pene hormigas coloradas y chilla como un bicharraco

El joven quería imitar a los actores de la serie estadounidense 'Jackass', que llevan a cabo todo tipo de peligrosos desafíos

El rollizo que se pone en el pene hormigas coloradas y chilla como un bicharraco
Chillando como un loco PD

Al joven vecino de Rayong, Tailandia, no se le olvidará jamás la absurda experiencia que ha vivido por propia voluntad, y que le ha dejado sus genitales hechos unos zorros.

En las últimas horas, y sin al parecer nada mejor que hacer, se acercó con unos amigos a una carretera secundaria de su localidad y, tras rebozar estos unas ramas con un buen puñado de hormigas coloradas -insectos mordiscones donde los haya y también llamados ‘hormigas de fuego’- se las restregaron por el pene.

CHILLANDO COMO UN CERDITO

Sin querer faltar el respeto del intrépido Justin, -basta observar el vídeo-, el mentado acabó dando unos chillidos de espanto, que hacen recordar a los gruñidos que da un cerdito cualquiera cuando es perseguido por el Carpanta de turno, con aviesas intenciones culinarias.

Al parecer, quería imitar a los actores de Jackass, serie estadounidense donde los protagonistas se dedican a hacer el indio en actividades de máximo riesgo.

De no ser por los amigotes, el bueno del tailandés no lo cuenta, auque no se libró de pasarse varios dia en un hospital con los cataplines hinchados como una sandía.

En una entrevista con el diario ‘TomoNews‘, Justin describió el dolor que había sentido como

«agudo, repentino y ligeramente alarmante». 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído