"No he hecho nada malo, lo juro por dios". "Claro que hiciste. Hiciste algo malo, y contra todas las mujeres de Egipto"

La mujer policía egipcia que abofetea y ‘electrocuta’ a un acosador sexual

La coronel Nashwa Mahmud golpea al joven que tiene al frente y le da golpes eléctricos con el arma

La mujer policía egipcia que abofetea y 'electrocuta' a un acosador sexual
El altercado en Egipto PD

«No he hecho nada malo, lo juro por dios».

«Claro que hiciste. Hiciste algo malo, y contra todas las mujeres de Egipto».

Un hombre joven, de camiseta amarilla y evidentemente asustado trata de defenderse de una corpulenta oficial de policía egipcia, que lo amenaza con un arma eléctrica paralizante.
No le sirve de mucho.

La coronel Nashwa Mahmud golpea al joven que tiene al frente y le da golpes eléctricos con el arma.

La escena ocurre en el lobby del cine Metro en El Cairo, donde el joven, un supuesto acosador, fue arrastrado por la oficial luego de ser capturado en las calles repletas de gente por las celebraciones del fin del Ramadán.

«Lo que se sabe es que fue detenido en el acto, por manosear a una mujer», explica Ranyah Sabry desde la oficina de BBC Árabe en El Cairo.

El video fue publicado por el sitio de noticias online youm7 y rápidamente se viralizó: ha sido visto más de un millón de veces.

Sin embargo ni el contexto de la detención del hombre está muy claro, ni la opinión pública en Egipto consensuada respecto al episodio

Estrategia antiabuso

Sacar a policías mujeres en uniforme a las calles, especialmente en contextos donde pueden ocurrir abusos, es parte de una estrategia del gobierno egipcio para enfrentar el problema de la violencia contra la mujer.

Según un reporte de ONU Mujeres, más del 99% de las mujeres en Egipto ha sido acosada sexualmente de alguna forma.

Y según la última información del gobierno egipcio, ha habido una disminución del acoso físico, pero un aumento del acoso verbal, según explica

Los contextos de protestas o celebraciones masivas se han convertido en caldo de cultivo para abusadores.
Y a pesar En 2013 el tema adquirió connotación internacional.

A fines de junio una periodista holandesa de 22 años fuera atacada y violada por un grupo de hombres mientras trataba de cubrir en terreno las manifestaciones de la plaza Tahir.
Esa misma semana, 180 mujeres fueran violadas en las protestas de la plaza Tahir, según cifras de Amnistía Internacional.

Los ojos de las organizaciones internacionales se posaron sobre el gobierno egipcio y su estrategia para combatir ese fenómeno.
Y dentro de la estrategia estuvo empoderar a más policías mujeres a proteger a sus pares en las calles.

Redes sociales en llamas

Sin embargo, que la policía, independiente de su género, se tome la justicia en sus manos dividió a la opinión pública egipcia.

Muchos elogiaron la Un hashtag en árabe en Twitter que se traduce como «En solidaridad con el coronel Nashwa» generó más de 2.000 tweets en un día.

«Hay que entender que todo pasó muy rápido, que habían varios casos. Ella no pudo darse el lujo de sentarse a pensar cómo reaccionar»,

asegura Sabry.

Aunque muchas personas -especialmente mujeres- defendieron el accionar de la coronel, otros condenaron la forma en la que actuó.

«La coronel Nashwa debe entender que estos actos de vandalismo y estupidez (…) además de ser ilegales (…) resultan contraproducentes»,

tuiteó Osama_Saber.

Otros sugirieron que la polémica exacerbaba el problema de género que tiene Egipto.

«Aquellos que están enojados porque lo golpeó o porque le aplicó electricidad, probablemente están molestos porque fue una mujer la que lo hizo»,

dice Mohamed Naeem en un post de Facebook.

«Si hubiera sido un policía (hombre) el que entra en un grupo de acosadores a hacerlo, lo habrían felicitado por su virilidad». 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído