La catadura moral de los 'justicieros' de turno es deleznable

El aterrado ladrón de retrovisores al que dan correazos tras quemarle

El pobre hombre tiembla de miedo, aunque a los peruanos del suceso les trae al pairo

El aterrado ladrón de retrovisores al que dan correazos tras quemarle
El ratero PD

Se creen con todo el derecho del mundo a pegar, quemar o mutilar a los desventurados que osan perturbar su vida. Ejemplos tenemos muchos en esos lares…

El suceso que nos ocupa tiene como escenario a Lima, Perú, donde un pobre hombre acaba de robar el retrovisor de un camión, fechoría que al parecer ya había perpetrado antaño a decir de los comentarios del vídeo.

Los cazurros de turno le dejan en calzoncillos tras zurrarle de lo lindo, y afirman que ya le habían quemado una mano tras hacer lo propio, mientras se piensan qué hacer en esta ocasión.

Para ventura del ratero de tres al cuarto se ‘limitan’ a darle lo suyo con una correa, mientras tiembla de miedo temiéndose lo peor.

La llegada de la Policía pone fin a su tortura.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído