Estados Unidos

Condenado de muerte escribe al juez: “Los homosexuales son una vergüenza, deben ser finiquitados”

Peter Avsenew estaba acusado por el asesinato de una pareja en Wilton Manors

Condenado de muerte escribe al juez: “Los homosexuales son una vergüenza, deben ser finiquitados”
Peter Avsenew

No todos los condenados a muerte se arrepienten de sus actos. Así lo demuestra la historia de Peter Avsenew, de 33 años, quien ha sido condenado a muerte por el asesinato de una pareja en Wilton Manors (Florida) en diciembre de 2010. (La Corte Suprema de EEUU falla a favor del pastelero que se negó a servir a una pareja homosexual)

Avsenew colocó un anuncio en la página web Craiglist anunciando sus servicios de prostitución, y así entró en contacto con Stephen Adams, de 52 años, y Kevin Powell, de 47. La pareja se había conocido en un desfile del Orgullo Gay en el área de Cleveland (Ohio) 29 años antes, y llevaban juntos desde entonces, según informa el diario Miami Herald. Adams era enfermero, y Powell era decorador.

Tras asesinarlos a tiros el día después de Navidad, Avsenew usó sus tarjetas bancarias, saqueó su casa y se llevó su coche. Fue a visitar después a su madre, que al enterarse de que la policía le estaba buscando le entregó a las autoridades.

Avsenew fue sentenciado a la pena de muerte por un jurado en enero. Antes, en su última intervención, el individuo aseguró ante la corte que no tenía nada de lo que arrepentirse en la vida, que estaba orgulloso de todo lo que había hecho, y que nadie sabía lo que en realidad había ocurrido esa noche, según informa la cadena ABC. ( El Homosexual & Eva Perón)

Tras conocer su veredicto, Avsenew escribió una carta al juez que debía decidir si le sentenciaba a muerte como había recomendado el jurado. «Es mi tarea como hombre blanco erradicar de la existencia a los débiles y tímidos «, aseguraba en la misiva, «siempre defenderé lo que creo y eliminaré todo en mi camino. Los homosexuales son una vergüenza para la humanidad y deben ser finiquitados. Esos no son los primeros ni serán los últimos».

«Debo asegurar la existencia de la gente blanca y el futuro de los niños blancos», aseguró también Avsenew, pese a que sus víctimas son, como él, blancas. Su firma final es: «Sin clemencia».

El 27 de agosto, Avsenew fue sentenciado a la pena de muerte por la juez Ilona Holmes en el condado de Broward, según ABC.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído