Redes sociales

Gab, la polémica red social «para asesinos» usada por el antisemita de Pittsburgh

La red no censura los contenidos racistas, violentos, homofóbicos y antisemitas.

Gab, la polémica red social "para asesinos" usada por el antisemita de Pittsburgh
Red social GAP

Rob Bowers, identificado por las autoridades como el autor de la matanza en una sinagoga de Pittsburg, Estados Unidos, es un usuario asiduo de la red social Gab. Denominada «la red de los asesinos«, está asociada con la ultraderecha violenta, en la cual dejó entrever sus intenciones en un mensaje publicado en la mañana del ataque: «Que se jodan, voy a hacerlo».

Bowers, de 46 años de edad y residente de la ciudad donde ocurrió la matanza, sembró el pánico en la sinagoga de la Congregación del Árbol de la Vida cuando, en torno a las 10.00 hora local (14.00 GMT), cuando abrió fuego de manera indiscriminada al tiempo que gritaba: «Todos los judíos deben morir», según testigos.

Asesinó a 11 personas en su ataque e hirió otras seis, antes de caer también herido y ser arrestado.

 

 

Aunque aún se desconocen los motivos que llevaron a Bowers a perpetrar el ataque, sus mensajes en la red social Gab, muy popular entre los grupos supremacistas del país, hacen sospechar que se trata de una agresión antisemita.

De hecho, en la misma mañana del ataque, el atacante publicó un mensaje, que ya ha sido borrado por la compañía, en el que decía: «No puedo sentarme a ver cómo mi gente es aniquilada. Que se jodan. Voy a hacerlo». (Un judio con suerte: Sobreviviente del Holocausto y se salva de la matanza de Pittsburgh por llegar 4 minutos tarde)

Bowers solía difundir imágenes de sus armas y de sus prácticas de tiro en la red social, donde mantenía un símbolo neonazi como foto de perfil y donde había publicado fotos de hornos como los usados por los alemanes en la segunda guerra mundial para cremar a las víctimas del nazismo, como señala Univisión.

En consecuencia de la matanza, Gab, una red social gratuita con contenidos extra pagos, se encuentra ahora bajo un fuerte escrutinio y ha borrado el perfil de Bowers. (Un gran dilema moral: Lo qué ocurrió en un hospital de Pittsburgh cuando llegó el autor de la masacre de Pittsburgh)

Pero a pesar de estas medidas numerosas empresas anunciaron que dejarían de trabajar con Gab, como PayPal y Stripe, sitios de procesamiento de pagos, o Joyent, que provee almacenamiento en la nube, además de Google y Apple que no la están incluyendo en sus tiendas.

El director Ekrem Büyükkaya anunció su renuncia y Gab publicó un descargo acusando una campaña en su contra, desligando cualquier responsabilidad y defendiendo la libertad de expresión.

Además, dijeron estar colaborando con el Departamento de Justicia y el FBI, y el sitio quedo temporalmente suspendido mientras se intenta encontrar otra empresa de almacenamiento para seguir operando.

La red social fue fundada en 2016 por Andrew Torba y se ha convertido en un refugio para fanáticos de la ultraderecha, entre ellos supremacistas blancos, neonazis, islamófobos y ultranacionalistas, entre otros, que regularmente son bloqueados por redes sociales más masivas y populares como Facebook y Twitter.

«Creamos Gab con el propósito de desahogarnos y no para matar. Esa no era nuestra intención», dijo Utsav Sanduja, ex jefe de operaciones de Gab, citado por Reuters.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído