CRIMEN Y CASTIGO

El asesino feroz que apuñala sin piedad a 4 presos encadenados

Produce escalofríos (Arrestan al ‘asesino de abuelos’, el criminal detrás de la muerte de ancianos en Nevada).

El ataque a cuatro presos por parte por uno de sus compañeros en una de las cárceles de máxima de seguridad en Ohio, evidencia las pocas medidas de seguridad que se viven dentro de los centros penitenciarios y el tipo de ‘ganado’ que suele estar encerrado dentro..

Las víctimas, todos criminales convictos y de raza negra, se encontraban encadenadas a una mesa cuando fueron atacadas por la espalda por Greg Reinke, quien cumple con una cadena perpetua por asesinato en el Centro Correccional del Sur de Ohio, en Lucasville, en el Condado de Scioto.

Greg es un tipo feroz, que participó en el ataque a un funciuonario y que se ha pasdo la vida entre rejas pelando y fabricando armas caseras.

Se a Reinke en otra mesa, quien presuntamente estaba encadenado y debío soltarse, que salta hacia las víctimas para darles varias puñaladas.

Los hombres encadenados comienzan a moverse alrededor de la mesa para evitar los ataques, pero Reinke los alcanza y les entierra en varias ocasiones el cuchillo sin que puedan defenderse.

En la grabación se ve como uno de los hombres logra liberarse de sus esposas y evita ser apuñalado. Éste sujeto se defiende y propina varios golpes a Greg Reinke, que se echa para atrás.

La pelea entre ambos se propaga hasta que llega un oficial y logra separar a los dos reclusos.

Las víctimas permanecen encadenados a la mesa hasta que llegan los servicios de emergencia a ayudarlos.

Daily Mail menciona que las personas encargadas de la investigación no identificaron un motivo detrás del ataque, además de que no hay evidencia de que esté agravado racialmente.

De acuerdo con un informe del ataque, Reinke «simplemente tenía ganas de matar a alguien» ese día, y las autoridades desconocen cómo logró escapar de las cadenas que lo ataban a la mesa.

La agresión ocurrió el 4 de junio de 2017 y las autoridades optaron por no presentar cargos por el ataque, ya que ya Reinke ya cumplía una sentencia de cadena perpetua.

A 18 meses del ataque, Shamieke Pugh, uno de los cuatro agredidos por Reinke, cumplió su condena de cuatro años por robo y fue liberado, por lo que se recupera de sus heridas en el brazo, el pecho y la espalda en libertad.

El hombre cree que los guardias de la prisión ayudaron a orquestar el ataque.

«Estaba tratando de matarnos a ciencia cierta», agregó en entrevista.
Shane Tieman, recién nombrado fiscal del condado de Scioto, «estas víctimas también merecen su día en la corte» y agregó que le molestó la demora de los oficiales del Centro Correccional del Sur de Ohio actuaran tan rápido.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído