Violencia de género

Madre maltratada intenta defender a su esposo: «Así jugamos nosotros»

La oficial de policía dijo que es común que las mujeres latinas no denuncien la violencia machista por miedos relacionados con su estatus migratorio

Madre maltratada intenta defender a su esposo: "Así jugamos nosotros"
Violencia machista

El sufrimiento de las migrantes latinas en Estados Unidos es doble -como migrantes y como mujeres- y la discriminación de este grupo social en ocasiones se da incluso dentro de su propia casa. (La Fiscalía italiana archiva las 8 denuncias por maltrato presentadas por Juana Rivas)

Este es el caso de la mujer maltratada en la pequeña localidad de Doraville (Georgia), que intentó justificar los golpes de su pareja con un «así jugamos nosotros» que no convenció a la policía. ( El sucio escándalo de abuso sexual, maltrato y desigualdad que sacude el fútbol femenino en Colombia)

La policía del condado de DeKalb había llegado al domicilio tras ser avisada sobre los gritos y llantos de mujer que salían desde allí. Cuando la oficial llegó al lugar vio los rasguños en el cuello de la mujer, las gotas de sangre en su blusa y la inflamación de su rostro. Fue la agente quien decidió arrestar al presunto maltratador, pese a que la mujer le había pedido que no lo hiciera.

Julio Luis González Méndez, el detenido de origen guatemalteco, fue acusado de de violencia machista, un delito menor en el estado de Georgia. Mientras la policía lo esposaba, González trató de oponer resitencia. Dejó de hacerlo cuando la uniformada pidió refuerzos. Por ello, también está acusado de obstrucción a la justicia.

Con su bebé en brazos, la mujer herida salió a la calle detrás de su marido y de la policía pero la oficial la detuvo. Fue entonces cuando la mujer volvió a romper el llanto. Su presunto maltratador era también quien llevaba el dinero a la casa. «Y ahora cómo le voy a hacer con mis dos niños, por favor no se lo lleven, yo lo necesito» – dijo la mujer, según el medio Mundo Hispánico.

La agente pidió a la mujer que entendiera «que él la agredió a usted por lo cual es víctima y no nos importa su condición migratoria, porque tiene que defender sus derechos». Según la misma uniformada dijo a Mundo Hispánico, esta es una actitud común entre las mujeres latinas maltratadas, no quieren denunciar por miedo a represalias migratorias.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído