Una mujer se ‘instala’ un pene y está encantada con su nueva vida sexual

Una mujer se 'instala' un pene y está encantada con su nueva vida sexual
Jackson Fox PD

Un empresario transgénero afirma que su vida sexual es mejor que nunca después de haberse sometido a una doble mastectomía y una construcción de pene. Jackson Fox, quien nació biológicamente como una mujer y se llamaba Rachel, estaba tan avergonzado de su cuerpo y otros problemas que nunca le permitió ver sus genitales a sus parejas e incluso intentó suicidarse.

Fox, de 46 años, comenzó a salir con su pareja, Emily, cuando era mujer, aunque él se encontraba avergonzado por su cuerpo y estaba completamente miserable de ánimo. Él no le dijo nada a Emily al principio, hasta que tuvo una crisis y decidió que debía hablar abiertamente de cómo se sentía.

A Emily, de 34 años, le tomó un tiempo para aceptar los planes de transición de Jackson, pero la pareja, originaria de Texas, se unió más que nunca en ese momento. Jackson se sometió a numerosos tratamientos hormonales y cirugías, que incluyeron una mastectomía doble, histerectomía y ooforectomía, la extracción del útero y los ovarios, una metoidioplastia, también conocida como meta, que es un término utilizado para describir el procedimiento quirúrgico que utiliza el tejido genital existente para formar un pene y una faloplastia, que es la construcción de un pene.

La pareja no puede estar más feliz, ambos afirman que su vida sexual ha mejorado enormemente desde entonces. Sobre todo es Fox quien lo siente así. “Esta cirugía ha cambiado la forma en que me siento, sobre todo mentalmente. Mi confianza ha aumentado. De hecho, puedo mirarme en el espejo y no mirar hacia otro lado. Me siento como un hombre completo por dentro y por fuera. Lo positivo de tener un pene sería que se siente natural y más fluido estar en la cama y sentirse más sexual”, agregó el empresario en una entrevista según refleja The Mirror.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído