Cántabra pide a su amiga esconder una caja con juguetes sexuales, pero en realidad era la cabeza de su esposo

Cántabra pide a su amiga esconder una caja con juguetes sexuales, pero en realidad era la cabeza de su esposo
Juguete sexual PD

Un cruel crimen sacude a España. Dionisia, una mujer de 61 años originaria de Cantabria denunció la desaparición de su esposo el pasado mes de febrero. Como parte de la investigación, la policía le comunicó que registraría el domicilio familiar para ver si aparecía algún indicio que les ayudara a resolver el caso. Le pidieron su autorización, puesto que no tenían orden judicial por el momento.

La mujer accedió sin problemas, pero antes le entregó a su vecina una caja que contenía sus juguetes sexuales. “Mari Carmen, por favor, guárdame esta caja que va a venir la policía a mi casa y no quiero que vean los consoladores y las bolas chinas que uso. Van a pensar mal de mí”, le dijo a su vecina según informan los medios locales.

La vecina lo entendió perfectamente y accedió a guardarla. La mantuvo en su casa y no sintió curiosidad por abrirla y ver qué juguetes sexuales utilizaba su amiga. Le llamó la atención que la caja no era pequeña y tenía un peso considerable.

No fue por eso que la abrió, finalmente. Sino que lo hizo porque detectó un fuerte olor del interior de la caja. Al abrirla, no encontró ningún juguete sexual, sino la cabeza decapitada del marido desaparecido de la vecina.

La vecina, nada más ver el contenido, sufrió una crisis de ansiedad y tuvo que ser atendida por los servicios sanitarios, que la trasladaron en ambulancia a emergencias. Dionisia fue detenida y, por el momento, el caso se encuentra bajo secreto de sumario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído