Las FARC proponen un acuerdo nacional para una «nueva Colombia»

(PD/Agencia EFE).- La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) considera que a su país «le está llegando el momento» de pensar en un «gran acuerdo nacional» para sentar las bases y derroteros de una «nueva Colombia soberana, independiente, justa, pacífica y unitaria».

Así lo señala Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, uno de los miembros del secretariado, la máxima jerarquía de la principal guerrilla colombiana, en un editorial publicado en la página de esa organización armada en Internet. En el mismo editorial, el jefe de las FARC critica la intención de Uribe de otorgar carácter político a los delitos de paramilitares desmovilizados de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y que aguardan la definición de su situación jurídica.

«A Colombia le está llegando el momento de pensar en un gran pacto social por la paz, en un gran acuerdo nacional en el que participen todas las organizaciones políticas y sociales, incluida la guerrilla, que lucha por cambios estructurales y por un nuevo Gobierno», dijo Márquez en el escrito.

Según el jefe rebelde, de esta manera podremos «entre todos» sentar «las bases y derroteros de la Nueva Colombia soberana, independiente, justa, pacífica y unitaria como la quería el Libertador Simón Bolívar]».

Intercambio humanitario

La mayor y más antigua guerrilla de Colombia ha reiterado en múltiples ocasiones que con el actual Gobierno del presidente Álvaro Uribe «no adelantará ningún proceso de paz», aunque ha insistido en un «intercambio humanitario» para la puesta en libertad de rehenes en su poder por unos 500 rebeldes presos. La semana pasada, Raúl Reyes, portavoz internacional de las FARC, dijo que para esa organización el intercambio humanitario es independiente de un eventual proceso de paz.

Hace dos semanas, Uribe propuso a los rebeldes que dejaran en libertad a los secuestrados en su poder, entre ellos a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, tres norteamericanos, políticos, policías y militares, y luego se definiera una «zona de encuentro» para que «en 90 días se pacte la paz».

Raúl Reyes señaló que esa propuesta es «una nueva cortina de humo» cuyo fin «es tratar de quitarse las presiones por el canje, acrecentando la incertidumbre de los amigos del intercambio».

Por otra parte, Márquez recuerda en el editorial que un reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia que establece que el paramilitarismo no es sedición (delito político) «ha provocado la mas delirante sublevación» del presidente.

Uribe anunció la presentación ante el Legislativo de un proyecto de ley para otorgar a los desmovilizados de las AUC el carácter político, excepto para quienes han cometido crímenes de lesa humanidad.

El gobernante ha insistido en que el proyecto de ley que se presentará en el Congreso busca «resolverle la situación» a 19.000 desmovilizados «a quienes todavía no se les ha resuelto».

Entre 2003 y abril de 2006, algo más de 31.000 paramilitares de las AUC se desmovilizaron tras unos acuerdos con el Gobierno.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído