Una empresaria española les pagaba a un euro la hora

(PD / Agencias).- La Policía ha detenido a una mujer de 58 años, identificada como M.C.A.A, acusada de un delito contra los derechos de los trabajadores ya que obligaba a sus empleadas a realizar unas jornadas de trabajo de 8 horas diarias de lunes a viernes y los sábados de 15, con un descanso de media hora para comer, y con un salario de 230 euros mensuales, lo que equivale en la práctica a cobrar en torno a un euro por hora de trabajo.

Según han informado desde la Delegación de Gobierno, investigadores del Cuerpo Nacional de Policía de la capital vizcaína, adscritos a la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación, en colaboración con la Delegación de Trabajo y Asuntos Sociales, procedieron el pasado 6 de febrero a efectuar un control en un establecimiento hostelero propiedad de la ciudadana española detenida.

Los agentes comprobaron cómo en el citado local trabajaban ciudadanas extranjeras, procedentes de Rumania, Colombia y Bolivia, procediéndose a la detención de dos ciudadanas bolivianas de 20 y 47 años por encontrarse en situación irregular. Asimismo, fue detenida M.C.A.A. de 58 años, ya que obligaba a sus empleadas a realizar unas jornadas de trabajo de 8 horas diarias y los sábados de 15, con un descanso de media hora para comer. Además, todas ellas carecían de cobertura sanitaria de la Seguridad Social y percibían como salario la cantidad mensual de 230 euros.

La citada empresaria fue puesta a disposición judicial, aplicándosele la normativa que regula la contratación de trabajadores. A las ciudadanas extranjeras detenidas por estancia irregular se les aplicó la normativa vigente que regula tales situaciones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído