Tras el rastro de la emigración global

(PD).- Tiene una plantilla editorial de una persona e ingresos publicitarios anuales inferiores a los 1.400 euros. No cobra nada a sus suscriptores y es lo mismo que paga a la mayoría de los colaboradores.

Localizar los asentamientos de los trabajadores de granjas avícolas latinos es su idea de un reportaje interesante. Pero para un creciente número de seguidores, se ha convertido en una lectura importante.

Explica Jason DeParle en The New York Times que la revista para la era de la migración es Migration Information Source, una publicación digital seguida en todo el mundo por especialistas, políticos y algún que otro emigrante agobiado.

«Siento que a cada momento se me muere el alma», escribía el año pasado desde Grecia por mensaje electrónico un iraní que solicitaba asilo político. «Denme una respuesta».

Muchos lectores descubren Migration Information Source simplemente introduciendo la palabra «immigrant» y encontrando un enlace a migrationinformation.org entre los millones de resultados. La página está dirigida por una estadounidense de nacimiento, Kirin Kalia, de 32 años, que se define a sí misma como «medio holandesa, medio india, 100% estadounidense y adicta sin remedio a la migración».

Kalia disfruta de la hibridez ?devora novelas de estadounidenses de origen indio y películas de marroquíes holandeses?, y ningún tema sobre la emigración le parece demasiado oscuro. «Trasladarse por cualquier razón a otro país exige muchísima valentía», dice, interrumpiendo una entrevista para poner una canción de un rapero británico de origen indio, Panjabi MC. «El hecho de que tantas personas lo hagan me resulta infinitamente fascinante».

En un momento en que los conflictos sobre el tema de la inmigración aumentan en EE UU, el interés por Migration Information Source se ha disparado. El número de lectores se ha duplicado en los últimos dos años, asegura Kalia, y llega a rondar los 140.000 usuarios únicos al mes.

Si la revista tiene un tema unificador, es que la emigración es una fuerza concreta casi en todas partes. Hay unos 200 millones de emigrantes en el mundo, probablemente un récord, según los demógrafos, tanto desde el punto de vista relativo como absoluto.

La revista se ha centrado en los trabajadores de la construcción tayikos en Rusia, en los jornaleros de Burkina Faso que recolectan las cosechas en Ghana y en los peruanos que toman los trabajos dejados atrás por los ecuatorianos que han emigrado a España. Otros temas que cubre son la velocidad con la que ha crecido la emigración (en España, la población inmigrante se ha sextuplicado en 10 años) y el conflicto que provoca, tanto en los países como en los cuartos de estar. Los partidos políticos suben y bajan. Los intereses económicos ganan y pierden. Las relaciones familiares cambian.

Migration Information Source está editada por un grupo de investigación de Washington, el Migration Policy Institute, creado hace seis años para ayudar a cubrir un vacío de conocimiento. ¿Hace la emigración que bajen los salarios de un país? ¿Conducen los programas de trabajadores extranjeros siempre a un asentamiento permanente? ¿Perjudica la «fuga de cerebros» a los países en vías de desarrollo, o acaso los escépticos han pasado por alto las ventajas indirectas, como el dinero que los emigrantes envían a casa?

«Es la mejor fuente digital de información sobre emigración que he visto en todo el mundo», comenta Rubén G. Rumbaut, sociólogo de la Universidad de California en Irvine y experto en la cuestión de los hijos de inmigrantes en EE UU.

Algunos detractores ven en el trabajo un sesgo favorable a la emigración. «Su investigación es útil», comenta Mark Krikorian, del Center for Immigration Studies, un grupo que intenta disminuir la inmigración a EE UU. «Pero su orientación es aumentar la inmigración y relajar las fronteras en todo el mundo».

Sus admiradores opinan que el trabajo meramente refleja la realidad de que la emigración es ubicua. «No es algo que ocurra sólo en Estados Unidos», comenta Rumbaut.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído