Más de 400 españoles, «secuestrados» varias horas en un aeropuerto de Brasil

En lo que parece una nueva represalia de las autoridades brasileñas por las repatriaciones que hace España de sus compatriotas al no cumplir la legislación sobre Extranjería, más de 400 personas, la mayoría de nuestro país, estuvieron retenidas unas siete horas en el aeropuerto de Recife (Brasil) después de que el avión en el que viajaban a Buenas Aires desde Madrid sufriera una avería y tuviera que aterrizar en ese aeródromo.

El avión Boeing 747 de Aerolíneas Argentinas con destino Buenos Aires registró pérdida de aceite en un motor y el capitán del vuelo decidió aterrizar en el aeropuerto más cercano para que los técnicos procedieran a su reparación, operación que se produjo sobre las tres de la madrugada (hora local). La sorpresa surgió cuando las autoridades brasileñas impidieron salir del aeropuerto al pasaje, una situación que se prolongó, al menos, durante siete horas, según informa ABC.

Pasado ese tiempo, fueron acomodados en el Hotel Recife Palace, de donde serían recogidos para continuar viaje, circunstancia prevista para las nueve de la noche (una de la madrugada en España).

«Incompetencia»

Los viajeros, informa Ep, criticaron la «incompetencia» de la aerolínea, porque «no nos ha dado ninguna explicación de lo que estaba pasando». Asimismo, un pasajero calificó de «secuestro» el hecho de que las autoridades brasileñas impidieran a los pasajeros salir del aeropuerto durante varias horas. «Es intolerable su actitud», denunció el afectado, subrayando que en circunstancias normales deberían haber podido abandonar el aeropuerto sólo con su pasaporte.

Este suceso se produce en plena crisis con Brasil, cuyas autoridades han venido rechazando en las últimas semanas la entrada de ciudadanos españoles que no cumplían determinados requisitos, como una dirección de residencia durante su estancia, en represalia por las deportaciones de brasileños llegados a España por no cumplir a su vez exigencias similares.

Según informaron fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, el cónsul español en Salvador de Bahía, Antonio Polidura, estuvo al tanto de la situación creada y realizó diversas gestiones durante todo el día para intentar resolverla.

Diálogo

El ministro del Interior en funciones, Alfredo Pérez Rubalcaba, confió en que la disputa que España mantiene con Brasil por la repatriación de nacionales de este país a su llegada a los aeropuertos españoles se resuelva «a través del diálogo», al tiempo que aseguró para el Gobierno siempre es «muy doloroso» devolverles a su país y prometió corregir los errores que haya podido haber. Alfredo Pérez Rubalcaba añadió, y reconoció, que el hecho de que se esté impidiendo a españoles entrar en Brasil en las últimas semanas es una «protesta» del Gobierno brasileño.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído