Travesti que denunció a Ronaldo triplica su «tarifa»

Travesti que denunció a Ronaldo triplica su "tarifa"

Mientras que el delantero Ronaldo se debate en medio del más «fenomenal» escándalo de su vida, con el cual puede perder millones de dólares en contratos y ver acabada su carrera, uno de los travestis responsables por la debacle del «Fenómeno» triplica los precios que cobra por sus servicios sexuales.

Según informó ayer el diario «O Día», el travesti Andres Albertino, alias «Andréia Albertine», quien el lunes acusó a Ronaldo de no pagar por sus servicios sexuales y de consumir cocaína junto a él y otros dos travestis en un hotel de encuentros de Río de Janeiro, aumentó de 100 a 300 reales (70 y 180 dólares, respectivamente) la tarifa.

Paralelo al éxito de Andréia, añade el rotativo, sus colegas de la Plaza do Ó, tradicional punto de encuentro y de trabajo de homosexuales que ejercen la prostitución, sufren con la repentina escasez de clientes.

Según testimonios de profesionales del sexo que trabajan en el lugar, quienes pasan por allí en automóvil sólo lo hacen para «burlarse» y «preguntar por Ronaldo». «Nos apodaron ‘Ronaldetes'» cuenta una meretriz travesti de 21 años.

Aclararon incluso que «por regla» acostumbran advertir a los potenciales clientes que se trata de hombres trasvestidos, aunque, resaltan, «todo el mundo sabe que aquí es punto de travestis».

La declaración golpea de lleno contra una de las más substanciales afirmaciones hechas por Ronaldo hasta el momento. Según declaró a la policía, se llevó a las «muchachas» al hotel sin saber que eran travestis, y al enterarse desistió de sus servicios y les pagó el equivalente a 600 dólares como compensación.

Sin embargo, «Andréia Albertine» asegura que Ronaldo sabía que se trataba de travestis -«soy linda pero no tanto», dijo en su momento-. Agregó que rechazó la oferta del jugador, y que le exigió 30.000 dólares para no revelar el incidente a la prensa.

En tanto, el «Fenómeno», quien dar su versión de los hechos en la noche de hoy, en un programa televisivo brasileño en el cual, según se adelantó, confiesa estar avergonzado, se encuentra refugiado en Angra dos Reis, en Río de Janeiro.

Según relatos de sus amigos «llora en brazos de su madre», Sonia Nazario, quien lo acompaña en medio a una depresión que «no lo deja salir de la cama».

Motivos para estar triste no le faltan a Ronaldo. Además de ver «el fin de su carrera», tal como, según versiones de prensa, él mismo vaticinó entre sollozos al salir de la comisaría donde acabó naufragando la trasnochada, fue abandonado por su novia, María Beatriz «Bia» Anthony, y corre el riesgo de perder contratos millonarios, como el vitalicio con la empresa de prendas de ropa deportiva Nike, y el de la compañía de telefonía celular TIM, entre otros.

La gran pregunta que se hacen millones de seguidores en Brasil y en el mundo, y que no ser respondida en las declaraciones que el «Fenómeno» pueda vertir en la entrevista de hoy, es si ese vaticinio se transformar , efectivamente, en un trágico augurio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído