Unesco apoya al Perú para acceder a piezas de Machu Picchu en poder de Yale

Unesco apoya al Perú para acceder a piezas de Machu Picchu en poder de Yale

La representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en Perú, Katherine Muller Marin, apoyó el domingo la postura del país andino en reclamar las piezas encontradas en Machu Picchu a inicios del siglo pasado y que están en la universidad de Yale en EE.UU.

(EFE).-Muller Marin dijo, según declaraciones a la agencia estatal Andina, que es difícil manejar todos los antecedentes legales y jurídicos del caso pero que «lo lógico es que los peruanos puedan tener acceso a las piezas, a conocerlas».

El Gobierno de Perú pidió el pasado 16 de abril a la universidad de Yale la devolución de los 46.332 objetos y fragmentos llevados en 1912 de la ciudadela inca de Machu Picchu por el explorador norteamericano Hiran Bingham.

La representante de la Unesco recordó que esta institución tiene un equipo técnico que observa los casos de devolución de patrimonio cultural a su sitio de creación.

«La repatriación de piezas arqueológicas es una línea de trabajo que se desarrolla para lograr la restauración de las piezas a sus propios sitios de origen», informó.

El ministro Hernán Garrido-Lecca, comisionado peruano para la repatriación de los restos, informó hace unas semanas de que la gran cantidad de objetos fue determinada por un inventario hecho en marzo por una misión del Instituto Nacional de Cultura (INC).

Añadió que, a partir del informe, que alcanza los cinco tomos, el Gobierno peruano ha pedido a Yale la modificación de un memorando de entendimiento suscrito en septiembre del año pasado.

Ese memorando fue criticado por arqueólogos y políticos porque aceptaba que Perú solo recibiera unas 400 piezas que podían ser exhibidas en un museo y que las demás permanecieran en Yale para su estudio, sin especificar una fecha para su devolución.

Parte de las piezas fueron sacadas por Bingham con una autorización temporal del Gobierno de Augusto B. Leguía (1908-1912) y, según los especialistas, otros lotes salieron de manera irregular por la frontera peruana con Bolivia.

Todos los objetos permanecieron en poder de Yale durante el siglo XX, hasta que el tema fue retomado por el Gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006), que decidió enjuiciar a la institución norteamericana para lograr la repatriación de los objetos.

El Gobierno del socialdemócrata Alan García desactivó el juicio y propuso a Yale un acuerdo, que incluye la asesoría e investigación conjunta de los restos arqueológicos.

Las piezas en condiciones para ser exhibidas son 369; además, existen 36.335 objetos de cerámica, 7.780 huesos, 684 objetos de piedra, 126 de metal y 1.038 restos de fauna.

La Universidad estadounidense ha reconocido que la propiedad de restos arqueológicos que Bingham sacó de Machu Picchu es del Estado peruano, pero solo pretende devolver al país andino 384 piezas en un plazo de dos años.

Bingham, que era profesor de Yale, llegó a la montaña que alberga Machu Picchu, recientemente elegido nueva maravilla del mundo, en 1911, guiado por pobladores locales y al año siguiente se llevó las piezas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído