Colombia pagó 5,9 millones de dólares a delatores de las FARC

Unos 5,9 millones de dólares pagó el Estado colombiano a informantes y delatores de la guerrilla de las FARC, lo que ha aumentado la eficacia de las operaciones militares contra ese grupo armado, informa ayer el diario «El Tiempo» de Bogotá.

(Agencias).-Un funcionario encargado de hacer los pagos en el marco de esta estrategia impulsada por el gobierno del presidente Álvaro Uribe afirmó que la política de recompensas ha sido una de las consecuencias de los fuertes golpes asestados en los últimos tiempos a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

«Han aumentado la colaboración con la fuerza pública en un 90 por ciento y la efectividad de las operaciones (…) En los resultados tienen que ver la tecnología y la pericia de los soldados, pero no sería lo mismo si no se tuviera información tan precisa», afirmó una fuente oficial consultada por el diario.

Las recompensas pueden ir desde el equivalente a poco menos de tres dólares por un cilindro de gas (utilizado por las FARC como bombas no convencionales), 10.700 por un misil tierra-aire hasta 41.700 dólares en caso de informaciones para liberar a policías o militares secuestrados.

Según el informe, la persona que recibirá la recompensa más alta pagada hasta ahora, equivalente a 2,9 millones de dólares, dio información precisa a las autoridades sobre el paradero de quien era el segundo jefe de las FARC, Luis Édgar Devia, alias «Raúl Reyes».

El líder guerrillero fue abatido junto con 25 personas el pasado 1 de marzo en un campamento que las FARC habían construido en el norte de Ecuador.

Otro caso emblemático de los últimos meses es el de Pablo Montoya, un mando medio de las FARC que el 3 de marzo anterior asesinó a Manuel Muñoz, alias «Iván Ríos», quien junto con «Reyes» y otros cinco guerrilleros formaba parte de la cúpula de mando del grupo rebelde.

Montoya, alias «Rojas», mató a «Ríos» y a la compañera sentimental de éste, le cortó una mano a su jefe y se presentó ante el Ejército con la prueba para demostrar lo que había hecho.

Después reveló el lugar donde había sepultado los cuerpos, con lo que se comprobó la muerte de «Ríos». «Rojas» recibirá una recompensa de 477.000 dólares.

El gobierno enfrentó en este caso un problema ético, pues algunos sectores políticos y sociales consideraron que las autoridades no deberían pagar recompensas por asesinatos.

Sin embargo, el gobierno aclaró que el ex guerrillero recibirá la compensación por los datos que entregó sobre las FARC y no por la muerte de su jefe.

Un directivo de la Fundación Seguridad y Democracia, César Restrepo, comentó a «El Tiempo» que la descomposición y odios internos dentro de las FARC comenzaron desde que el grupo guerrillero «se dejó corromper por el narcotráfico».

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CUIDADO DE LA CARA

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído