Las urnas de la Unión Europea están cerradas para los inmigrantes extracomunitarios

(PL).- Una directiva europea contempla desde 1994 el derecho de voto en las municipales de los extranjeros procedentes de otros países de la UE. Pero la vieja Europa ha blindado sus urnas frente al voto de los inmigrantes extracomunitarios. Suecia, Dinamarca, Finlandia y Portugal son de los pocos países que lo permiten.

En Francia la cuestión ha sido puesta varias veces sobre la mesa. La izquierda es partidaria. El presidente, Nicolas Sarkozy, conservador, también se mostró a favor mientras fue ministro del Interior durante la anterior legislatura.

En un intento de compensar su imagen de «policía» y sus proclamas para controlar la inmigración, propuso que se otorgara el voto a los inmigrantes con papeles en las municipales. Pero la reacción en contra de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), su partido, y del entonces presidente, Jacques Chirac, le hizo desistir.

Preguntado recientemente por esta cuestión, se limitó a decir que la situación aún no está madura. En el Reino Unido los únicos que pueden votar en las elecciones locales, europeas y autonómicas son los nacionales de Estados de la UE y de la Commonwealth (en general, los países que formaron parte del Imperio Británico).

En Italia el debate también viene de lejos. Algunos ayuntamientos, como Florencia, permitieron durante un tiempo el voto de los ciudadanos extracomunitarios con al menos cinco años de residencia en Italia. El ex presidente Romano Prodi intentó la pasada legislatura regular y extender esa práctica a nivel nacional, pero la iniciativa no salió adelante. Hoy, la Liga del Norte, partido con el que Silvio Berlusconi gobierna en coalición, se opone.

En Alemania tienen derecho a voto en las municipales los extranjeros miembros de la UE. El resto, no. Distintos partidos han propuesto incluir a los no comunitarios en el censo electoral para las municipales. La regulación depende de los Estados federados.

En Portugal pueden votar en las municipales los comunitarios que hayan residido en el país durante seis meses y los extracomunitarios que lleven más de dos años y procedan de naciones con las que Portugal tiene acuerdos de reciprocidad, como Brasil, Cabo Verde, Venezuela, Perú, Argentina e Israel.

En Finlandia los extracomunitarios residentes legalmente pueden votar en las elecciones municipales. Los partidos están haciendo campaña para captar su voto en los comicios de octubre, cuando los ciudadanos elijan a los ediles de cerca de 400 municipios.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído