Correa dice que la integración latinoamericana es «irreversible»

Correa dice que la integración latinoamericana es "irreversible"

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, calificó de «irreversible» el proceso de integración en América Latina, pese al «manchón» que supone la crisis diplomática entre Ecuador y Colombia.

(EFE).-La ruptura de las relaciones entre Quito y Bogotá, «por supuesto que es un gran manchón, una gran rayadura que se le hizo a ese proceso integracionista», remarcó Correa, durante una rueda de prensa conjunta con su colega venezolano, Hugo Chávez, celebrada anoche en la ciudad ecuatoriana de Manta.

Ambos gobernantes se negaron a ahondar, ante los periodistas, sobre la crisis entre Ecuador y Colombia y prefirieron comentar de las posibilidades de integración que se presentan en América Latina.

«Seguramente ustedes (los periodistas) insisten en el tema, por el grave conflicto entre Colombia y Ecuador…, también en la historia de América Latina se ha visto eso», escollos que impiden la integración regional, apuntó Correa.

El mandatario ecuatoriano coincidió con Chávez, en el sentido de que, «nunca en la historia de América Latina ha habido un tan buen ambiente para la integración».

Para Correa, «los pueblos de América Latina despertaron» y han expresado con fuerza «esa vocación integracionista, incluido el pueblo colombiano, con el cual Ecuador no tiene ningún problema».

Por el contrario, remarcó Correa, el colombiano «es un pueblo al que consideramos hermano, con relaciones fraternales desde el inicio de la República».

Pese a esas dificultades entre países, «creemos que existe un ambiente extraordinario para esa integración», que se ha constituido en un fenómeno regional «irreversible» y cuya concreción es «sólo cuestión de tiempo», subrayó Correa.

Por su parte, Chávez aseguró que la crisis entre Quito y Bogotá no fue discutida con su colega ecuatoriano, pese a que él había dicho la semana pasada que podría, incluso, ofrecerse a mediar en el conflicto diplomático.

Además, el gobernante venezolano afirmó que «donde hay, ahora mismo, dificultades para la integración es en Europa» porque, según dijo, su crecimiento ha sido de «casi cero» en el primer trimestre del año, con pocos signos de recuperación para el futuro.

A Europa «le está golpeando duro la crisis económica, financiera de Estados Unidos», agregó Chávez, al opinar que ese continente está atravesando también una crisis moral.

Chávez criticó la Directiva de Retorno aprobada recientemente por el Parlamento Europeo, contra la inmigración ilegal, y a la que tildó de «Directiva de la ignominia, de la vergüenza».

«Debería darles vergüenza a los europeos» esa regulación migratoria, añadió Chávez que, parafraseando al ex presidente cubano Fidel Castro, quien ha comparado a la Directiva de Retorno como el muro contra la migración que EEUU levanta en la frontera con México.

«La época de los muros es un anacronismo en la era de la mundialización», apostilló Chávez, para quien, en esta época «se descuaja la globalización neoliberal, se descuaja el mundo del norte».

«Si en algún lugar de este globo terráqueo hay una esperanza de redención es aquí, en América del Sur» y en Latinoamérica, agregó Chávez, que hoy visitó la provincia de Manabí, donde se encuentra Manta y donde las empresas petroleras estatales de ambos países construirán una gran refinería.

«América Latina ha despertado una nueva hora: la hora de la integración y la hora de los pueblos», reiteró Chávez.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído