Las bodas de conveniencia con inmigrantes se disparan en España

Las bodas de conveniencia con inmigrantes se disparan en España

(PD).- El diario El País la presenta como una heroina, pero el asunto se las trae. Porque Ángela Moreno, sevillana de 38 años, se ha casado dos veces. La primera, a los 22, con un inmigrante senegalés que había visto en una sola ocasión. La segunda con un marroquí, al que ni siquiera conocía. Y en ambas ocasiones, para que los hombres -sin papeles- se quedaran en España.

Ángela Moreno, que se declara «involucrada con la inmigración y las fronteras, activista política y comprometida con los derechos de todos», es la cara amable y lujosa de eso que se llama matrimonios de complacencia (influencia del francés mariage de complaisance) o matrimonios blancos.

No hay cifras oficiales al respecto, pero hay indicios de que se multiplican como hongos en España y que muchas veces -la mayoría- no se realizan por «solidaridad», sino a cambio de una buena cantidad de euros.

La policía interviene en los casos en los que participan bandas delictivas organizadas, como ha ocurrido recientemente en Mallorca, Murcia, Valencia o Castellón, pero los particulares, casi siempre, logran su objetivo engañando a los agentes y al mismísimo párroco.

Cuenta Lidia Jiménez en El País que el Ministerio de Justicia tiene constancia de los matrimonios civiles sobre los que hubo una primera sospecha y fueron recurridos.

El año pasado, 449 españoles intentaron hacer lo mismo que Moreno pero fueron paralizados. Si se sigue la tendencia del primer trimestre de 2008, el año acabará con 516, un número bastante alto si se compara con los 70 casos de 2000.

VÍA EL PAÍS

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído