Se pueblan de «sin papeles» las gruas de Bruselas

(PL).- Son ya cuarenta los inmigrantes indocumentados que ocupan seis grúas en Bruselas para exigir a las autoridades belgas permisos de trabajo y de residencia.

La semana pasada tres iraníes sin papeles que llevaban 18 días en huelga de hambre iniciaron esta forma de protesta al subir a una grúa cerca de la Oficina de Extranjeros en Bruselas y permanecer sobre ella cuatro días.

Tomaron el relevo la noche del domingo otros cinco inmigrantes indocumentados en dos grúas usadas para construir un casino en el centro de la capital belga, en De Brouckère, y desde entonces más de treinta compañeros de infortunio se han unido a ellos.

La mayoría de los inmigrantes forman parte de un grupo que ocupa desde el siete de abril varios edificios de la Universidad Libre de Bruselas (ULB) y que ya lleva 15 días en huelga de hambre.

En huelga de hambre y sed

«Están todos en huelga de hambre y varios en huelga de sed porque es la única opción que les queda para obtener un permiso de residencia», según explicó el Comité de acción y apoyo a los inmigrantes indocumentados de la ULB.

Los contratistas de obras en Bruselas están preocupados por las acciones de los inmigrantes indocumentados, dado que desde la próxima semana acabarán las vacaciones colectivas en el sector de la construcción.

«Los contratos también fijan un plazo en el que se tienen que haber acabado las obras y al exceder este plazo la empresa constructora se arriesga una multa», explicó al diario De Standaard el director general de la federación de la construcción, Marc Dillen.

En los últimos días, el colectivo de los inmigrantes que viven en la clandestinidad protagoniza diferentes protestas, después de que el Gobierno no haya logrado sacar adelante un acuerdo sobre asilo e inmigración.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído