Un comisario de Río confirma el intento de extorsión a Ronaldo

Un comisario de Río confirma el intento de extorsión a Ronaldo

Un jefe policial brasileño confirmó el pasado viernes que el travesti Andreia Albertini intentó extorsionar al futbolista Ronaldo, durante la primera audencia judicial del caso celebrada en Río de Janeiro, en la que también declararon dos de los acusados por el jugador.

«Yo dije que hubo extorsión, no hay dudas en cuanto a eso», dijo sin más detalles el comisario Carlos Augusto Pinto, citado a declarar por la defensa de Albertini, acusado de querer extorsionar a Ronaldo. Pinto aclaró que el travesti no fue coaccionado por la policía para retirar su denuncia contra Ronaldo, como adujo el homosexual.

«No entendí la estrategia de la defensa al convocarme. Respondí las preguntas y como mis respuestas no agradaron, mi declaración fue corta (…) ella (Albertini) ya cambió de versión tres veces», enfatizó el comisario.

Albertini fue denunciado por la policía después de un escándalo en el que se vio involucrado Ronaldo, entonces jugador del AC Milan de Italia, al llevar a tres travestis al hotel donde estaba alojado en la ciudad maravillosa.

Primero los homosexaules acusaron al futbolista, consagrado tres veces como el mejor jugador del mundo por la FIFA y campeón del mundo con Brasil en 1994 y 2002, de ofrecerles drogas y de no pagar la tarifa acordada. Pero después el propio Ronaldo, de 32 años, y la policía acusaron a Albertini de extorsión, por reclamar 50.000 reales por sus servicios.

Después del escándalo, el jugador proclamó su heterosexualidad, afirmó que no reconoció a los travestis cuando los llevó al hotel y que pensó que eran prostitutas mujeres, y adujo que al advertir que eran hombres no contrató sus servicios, pese a que estuvieron juntos por varias horas.

No trascendieron las declaraciones del travesti y del atacante brasileño, quienes no se encontraron en el juzgado. Ronaldo, que se recupera de una operación de rodilla en el campo de entrenamiento del popular club carioca Flamengo en la Gávea, reconoció al acusado a través de un vidrio espejado y después evitó el asedio de la prensa saliendo por una puerta trasera del juzgado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído