Obama gana en Internet pero pierde en el campo y en los suburbios de EEUU

(PL).- Barack Obama no es como Zapatero, sino mucho mejor, aunque en la misma dirección. Sabe venderse, cuida su imagen y su campaña se guía por la brújula de las encuestas y con el timón del buenismo.

Escribe Pascual Tamburri en Elsemanaldigital que, en el fondo, no ha propuesto ningún gran cambio para América (y los que ha sugerido son nuevos abismos para todos), pero su sonrisa, su cuidado perfil y su misma vaciedad son un logro. Donde mejor juega sus cartas es en la red.

Parece ser que la web es decisiva para conseguir movilizar de manera útil a los que ya están decididos a participar en la campaña. Internet proporciona donaciones y fomenta el activismo.

El portal de Barack Obama es el mejor, más interactivo, con videos, mucho photoshop y sobre todo textos breves que dicen poco que son fáciles de leer y agradables a la vez. No extraña que tenga más visitas que sus rivales, y que su popularidad en la red siga alta.

John McCain va por detrás, sin duda. Algunos observadores como Paul Brent aseguran que hasta con una desventaja de cinco a uno, pero, recordemos, eso es en la red.

Esa batalla se libra tanto en las páginas de cada uno como en los sitios más estratégicos (vídeos en YouTube, posición y noticias en Google, adhesiones en Facebook y Twitter), y los republicanos la van perdiendo. ¿Quiere decir eso que van a perder en noviembre?

El lado oscuro de Obama, y de todos los progres

Sin embargo, los mayores usuarios de Internet y los principales sostenedores de Obama son los menos interesados en votar.

Según todas las encuestas los varones urbanos de menos de treinta años –que apoyan a Obama por una mayoría por cierto nada abrumadora- están movilizados con los demócratas pero la población rural, las ciudades medias y pequeñas, la población femenina, los hispanos y la que la elite demócrata llama con desprecio «basura blanca» –la América profunda- se inclina más hacia Sarah Palin y John McCain. Y es que la red no es la realidad, al menos no toda la realidad.

Canadá se une a la ciberbatalla

Stephen Harper ha planteado como un referéndum las elecciones canadienses del 14 de octubre. Harper, como señaló El Semanal Digital, proviene del Oeste y ha reunificado a la derecha canadiense conservando su variedad pero haciéndola vencedora.

Los conservadores han perdido muchos de los complejos que durante muchos años los mantuvieron en la oposición, y con naturalidad han considerado genocidio la hambruna soviética en Ucrania en 1932 – 1933, han reabierto la cuestión del aborto, plantean el fin del falso bilingüismo, han cerrado el debate sobre el matrimonio, no admiten la objeción de conciencia a las «guerras no apoyadas por la ONU» y muestran cada vez más su rostro tradicional, como se puede ver en su web que incluye la adhesión del ex primer ministro Brian Mulroney.

Los conservadores van a volver a ganar, la duda es sólo si con mayoría o no. Sin embargo esta «casa común de las derechas» tiene una web mucho peor que la de los socialdemócratas del NPD, aunque menos aburrida que la de los separatistas de Québec.

Eso sí, algo estará pasando por la cabeza de los progres cuando pese a su ventaja en la red temen su derrota en la realidad. Y si no que se lo pregunten al primer ministro Danny Williams, de Terranova, partido progresista, que ha creado una web sólo para impedir la probable mayoría absoluta de Harper. Después del 14 habrá que preguntar a Obama.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído