Gobierno mexicano niega que pretenda legalizar consumo de drogas

La iniciativa del presidente de México, Felipe Calderón, que establece límites a la posesión de estupefacientes, no pretende legalizar el consumo de drogas, afirmó ayer el procurador General de la República (PGR), Eduardo Medina Mora.

(EFE).-«De ninguna manera la iniciativa del Ejecutivo (enviada esta semana al Congreso) pretende legalizar las drogas», aseguró el fiscal mexicano en rueda de prensa.

El Ejecutivo mexicano propone una iniciativa de ley para el combate al comercio de drogas en pequeña escala en la cual se fijan penas de 3 a 6 años de cárcel y multas económicas por posesión de narcóticos para el comercio o suministro, indicó el fiscal en rueda de prensa.

Asimismo, la ley establece que cuando se trata de posesión simple sin intención de comerciar, la pena asciende de 10 meses a tres años y seis meses de prisión y unos 400 dólares de multa.

Medina Mora indicó que en el caso de posesión para consumo personal la iniciativa establece excepciones al proceso penal contra las personas siempre y cuando los consumidores o adictos se sometan a programas de rehabilitación de carácter preventivo y serán liberados al cumplir con estos programas.

En caso de que un consumidor detenido en posesión de una dosis mínima no se someta a un tratamiento contra las adicciones, se le abrirá un proceso penal.

De acuerdo con la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), en la iniciativa de ley se fijan como dosis mínimas para consumo 2 gramos de opio, 2 gramos de marihuana, 50 miligramos de heroína, 500 miligramos de cocaína, 40 miligramos de cristal y 0,015 miligramos de ácido lisérgico, entre otros.

Asimismo, el procurador explicó que cuando las personas sean sorprendidas con dosis mayores a estas cantidades y hasta una multiplicada por 1.000 la conducta será calificada como delito de tráfico de drogas al menudeo, en tanto que si la cifra es superior el delito será federal y será tipificado como narcotráfico.

Medina Mora recordó que en 2006 se aprobó una ley sobre el consumo de droga que dejaba libre a las personas a las que se les encontrara una dosis mínima y establecía un margen arbitrario para determinar lo que se consideraba necesario para el consumo personal.

Por este motivo, el Gobierno vetó esta ley, se preparó una nueva para superar las deficiencias de la primera y se reiteró que la posesión y el consumo de droga siguen siendo delitos.

El fiscal recordó que el consumo de droga en México es «un problema muy grave» debido a que el país se ha convertido en un consumidor de estupefacientes y no solo en un puente para el traslado de droga, fundamentalmente hacia Estados Unidos.

Según datos oficiales, el narcotráfico deja ingresos por unos 10.000 millones de dólares anuales en México.

En el comercio al por menor se distribuyen 78 toneladas de estupefacientes al año a través de 30.000 puntos de venta en todo el país.

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Lo más leído