Procuradores centroamericanos analizan los modelos de lucha contra el crimen

Procuradores centroamericanos analizan los modelos de lucha contra el crimen

Los procuradores de Panamá, El Salvador y República Dominicana propusieron ayer en esta capital reducir la criminalidad con políticas estatales basadas en el desarrollo social y no en la represión propia de los sistemas neoliberales.

(EFE).-Según un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), al que se hizo referencia durante la reunión de los procuradores durante el Primer Congreso Internacional de Criminología, inaugurado hoy en esta capital, América Latina y el Caribe es la región más violenta del mundo, luego de triplicar la media mundial en 2006, con 150.000 homicidios al año.

«Está surgiendo un nuevo paradigma, la denominada justicia restaurativa, porque el castigo y la represión no han dado resultados hasta ahora», dijo el procurador de República Dominicana, Radhames Jiménez, fiscal general del país, sobre la «Panorámica regional de la criminalidad», tema de discusión en la jornada de hoy del encuentro.

Los crímenes en Panamá aumentaron de 31.296 en 2005 a 37.879 en 2007 a pesar del avance económico del país, porque «la política estatal se ha dirigido por completo al desarrollo empresarial sin fijarse en lo social, generando más violencia», explicó, a su vez, la procuradora panameña, Ana Matilde Gómez.

«Las leyes que se hacen responden a intereses políticos, a lo que da más votos, no a lo que realmente va a retener la violencia», agregó Gómez, quien propuso frenar el crimen con educación y programas sociales preventivos.

Por su parte, el procurador dominicano presentó el Programa Nacional de Seguridad Democrática (PNSD) con el que el gobierno de este país pretende mejorar las condiciones de vida de los habitantes de zonas deprimidas y así reducir la violencia.

El número de muertes violentas por cada 100.000 habitantes en República Dominicana alcanzaba el 25,25 por ciento en 2005, mientras que en mayo de 2007 consiguió reducirse a un 18,46 por ciento, según datos de la procuraduría general de ese país.

El procurador salvadoreño, Félix Garrid, explicó que aún esperan una reforma de la normativa penal para responder a los crímenes de pandilla, grupos a los que el Instituto de Medicina Legal de este país atribuye 16.000 asesinatos entre 2003 y 2007.

En este momento, según la procuraduría salvadoreña, los problemas sociales del país atraen a más jóvenes hacia las pandillas, por lo que hay 2.000 encarcelados y otros 6.000 en libertad.

Según el procurador salvadoreño, el programa dominicano no es eficiente en su país, donde no han conseguido rehabilitar a los pandilleros con programas sociales.

El Primer Congreso Internacional de Criminología «La criminología en la actualidad, enfoques, modalidades, tendencias y retos», se desarrolla entre hoy y el jueves dentro de la Semana Científica Nacional que auspicia la Universidad de Panamá.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído