Degollaron al joven peruano porque les lanzó un vaso en un club de alterne

(PD).- Un asunto banal ha acabado de forma trágica tiñendo de sangre la noche madrileña y cobrándose la vida de un joven peruano de 23 años de edad. De nuevo, el escenario ha sido un establecimiento de ocio nocturno en el que los excesos varios, entre ellos, etílicos, han tenido mucho que ver.

Relata M.J. Alvarez en ABC que todo ocurrió la pasada madrugada en el número 25 de la calle de Leganitos, en el interior del «pub» «El Sabor. Girls», que en realidad es un club de alterne.

En el establecimiento, nutrido de clientes y de noctámbulos, se encontraba el fallecido y un grupo de rumanos compuesto por tres personas. Estaban en una de las dos barras del local, la más alejada de la entrada, situada al fondo.

Por causas que se desconocen y que las fuentes de la investigación atribuyeron al alcohol, José Juan Andrade Mora discute con el grupo de chicos del este de Europa y en un momento dado, lanza un vaso contra uno de ellos, que estalla en mil pedazos. El agredido, lejos de restar importancia al asunto, visiblemente enfadado, echa mano de la navaja automática que porta y se abalanza contra Andrade para atacarle.

Éste logra parar la primera cuchillada con una mano, pero no así la segunda y la tercera, que le alcanzan de lleno en el cuello, por el que comenzó a sangrar de forma abundante. Tras consumar la agresión, el grupo de ciudadanos rumanos salen del establecimiento a la carrera.

Persecución de 3 contra 3
El club de alterne se encuentra a escasos 20 metros de la comisaría de Policía del distrito Centro, lugar al que se dirigió una empleada del local, en vista del cariz que estaba tomando la pelea, en busca de ayuda. Eran más de las 3.30 de la madrugada.

Fue entonces cuando dos agentes que habían finalizado su turno y se marchaban a sus domicilios y otro compañero, que se encontraba de guardia en el exterior, salieron corriendo detrás de los tres sujetos, que huían calle abajo. Tras una corta persecución los tres fueron detenidos en las inmediaciones.

Uno de ellos llevaba encima el arma homicida. Fue identificado como Nicolae Florin B., de 27 años, con antecedentes por un delito de amenazas, resistencia y desobediencia a la autoridad, cometido en Palma de Mallorca el 27 de julio de 2007.

Sus acompañantes son Mirgea I. C., y Cheamil T.. ambos de 26 años, éste último con un antecedente por lesiones, informa Ep.

Entretanto, en el lugar del homicidio, los sanitarios del Samur se empleaban a fondo, intentando salvar la vida de la víctima. Estaba en parada cardiorrespiratoria y presentaba dos heridas por arma blanca en la base del cuello y tórax que le causaron una pérdida importante de sangre, al afectarle vasos importantes, indicó ayer un portavoz de Emergencias Madrid. Incluso le llegaron a practicar una taracotomía, un masaje directo en el corazón. No hubo nada que hacer. Finalmente falleció.

La víctima, que pereció degollada, residía en distrito de Usera y sabía hablar rumano pues salía con una chica de esa nacionalidad, según fuentes policiales.
Ninguno de los implicados en la riña trabajaba en el local en el que se encontraban como clientes. Se desconoce si el origen de la pelea, circunstancia que se está investigando, fue alguna chica.

Con este crimen son ya cinco los registrados en la región hasta la fecha y una decena los que han tenido como escenario bares, discotecas o locales de ocio en los últimos doce meses.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído