El comunista Raúl Castro visita Rusia por primera vez desde los tiempos de la Unión Soviética

(PD).- El presidente cubano, Raúl Castro, llegó este miércoles a Rusia, país que visitó por última vez en tiempos de la Unión Soviética (1985). El objetivo de la visita, que durará siete días y que es la primer de un líder cubano en 23 años, es renovar la vieja alianza con Moscú.

El avión de Castro aterrizó en el aeropuerto de Vnúkovo, al sureste de la capital rusa, ahora una ciudad capitalista en la que quedan contados símbolos del pasado comunista.

La última visita de un dirigente de la isla tuvo lugar en 1986, en plena Perestroika, cuando Fidel Castro se reunió con el último dirigente soviético, Mijaíl Gorbachov, y participó en el XXVII Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS).

Por su parte, Raúl Castro no visitaba la capital rusa desde 1985, cuando asistió a los funerales de Konstantín Chernenko, secretario general del PCUS. El programa de la visita de Raúl Castro, que durará hasta el próximo 4 de febrero y ha sido tildada de «histórica» por ambas partes, no ha sido anunciado.

De momento, el Kremlin sólo ha confirmado que las conversaciones oficiales del presidente cubano con su homólogo ruso, Dmitri Medvédev, tendrán lugar el viernes.

Medvédev ya se entrevistó con Raúl y Fidel Castro en La Habana durante su visita a la isla en noviembre pasado, en el marco de una gira por América Latina. Previsiblemente, Castro también se reunirá con el primer ministro ruso, Vladímir Putin, que visitó Cuba en 2000.

Además, Castro visitará este jueves el museo central de la Gran Guerra Patria de Moscú, como llaman en Rusia a la Segunda Guerra Mundial, que alberga una exposición fotográfica sobre la Revolución Cubana.

Relaciones «extraordinarias»

En vísperas de la visita, Raúl Castro declaró que las relaciones entre Cuba y Rusia son «extraordinarias» y se mostró convencido de que su visita a Moscú la próxima semana servirá para «consolidar» la cooperación bilateral.

«Cuba fue uno de los primeros países en apoyar a Rusia en su conflicto con Georgia y con los que están tras ella», comentó, y subrayó que «el renacimiento de Rusia» es un «factor positivo» para el mundo.

Según ambas partes, las relaciones ruso-cubanas se encuentran en su mejor nivel desde la caída de la URSS en 1991, año en el que comenzaron las dificultades económicas para la isla. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó que «no cabe ninguna duda» de que la visita de Castro «permitirá fortalecer la asociación entre Rusia y Cuba»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído