Hugo Chávez gana el referéndum y abre la vía para ser «presidente eterno»

Hugo Chávez gana el referéndum y abre la vía para ser "presidente eterno"

(PL).- El Gorila Rojo venezolano ha salido eufórico al balcón y ha gritado a las turbas que esto «abre las puertas de un tercer período revolucionario (de 2009 a 2019) con un único camino: ¡El socialismo!». Le ha faltado añadir que también a su conversión en «presidente eterno» de Venezuela, pero eso se da por supuesto.

Hugo Chávez ha resultado vencedor en el referéndum para una enmienda constitucional celebrado ayer en Venezuela, lo que le permitirá presentarse a la reelección presidencial en los comicios previstos para diciembre de 2010.

El Consejo Nacional Electoral, en su primer boletín y una vez escrutadas el 94,2 por ciento de las urnas, informó de que el «Sí» sumó 6.003.594 votos (un 54,36 por ciento del total).

La opción del «No», que era defendida por los grupos de oposición, alcanzó la cifra de 5.040.082 votos (45,63 por ciento). La participación estimada fue del 67,05 por ciento del censo.

A los pocos minutos de darse a conocer estos datos, y desde el llamado balcón del pueblo del Palacio de Miraflores, Chávez se dirigió a una multitud de seguidores: «Viva Venezuela, Viva la revolución bolivariana, viva el socialismo bolivariano, viva el pueblo de Venezuela!… ¡Que viva Bolívar!»

Tras entonar el himno nacional, Chávez festejó esa «victoria popular«, «otra página memorable», mientras desde la calle los chavistas gritaban el consabido «¡Uh! ¡Ah! Chávez no se va!».

El mandatario, que consiguió dos millones de votos más que en el referendo de 2007 cuando fue rechazada la reforma que le permitiría la reelección indefinida, dijo que ha ganado «la verdad sobre la mentira; la dignidad de la patria contra los que la niegan; la constancia… Recordemos a Bolívar: ‘Dios concede la victoria a la constancia'». En este caso, también al abuso excesivo de los medios del Estado en una campaña desigual a favor de la propuesta presidencial.

Chávez anunció a sus seguidores que el primer mensaje de felicitación por su victoria le había sido enviado por Fidel Castro. Ataviado con su característica camisa roja y rodeado de su hija, algunos de sus nietos y de varios dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela, el líder bolivariano recomendó a sus seguidores «una semana de descanso» para prepararse ante la inminente llegada del Carnaval. Conciliador, dijo que ésta «es una victoria de Venezuela, incluidos los que votaron ‘No’, porque ellos también son Venezuela».

El ex teniente-coronel de paracaidistas se despidió de sus huestes citando de memoria a Borges:

«Nadie es la patria. Todos somos la patria. Y ahora podemos decir que hemos resucitado a la patria, que estaba muerta y humillada. Yo no quiero ser perpetuo. Sólo Dios y la patria son perpetuos, y para ello debe haber un pueblo perpetuo: los hombres y mujeres indispensables, que dijo Brecht».

«¡No volverán! ¡No volverán!…» fue la respuesta de la multitud, que se perdía en el eco de la noche caraqueña.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído