El Tío Sam es el personaje de ficción más rico del mundo

El Tío Sam es el personaje de ficción más rico del mundo

Ya no resulta imprescindible ser un magnate como el ruso Roman Abramovich o el gallego Amancio Ortega para figurar en una de las listas que elabora anualmente la revista estadounidense Forbes. Tampoco es necesario ser una persona real, pero sí es fundamental ser rico. Por séptimo año la prestigiosa publicación ha clasificado los 15 personajes de ficción más adinerados del mundo.

Explica Laia Zieger en El Periódico que, para lograr una estimación de la fortuna de cada uno de ellos, Forbes evaluó sus propiedades y bienes como si fueran reales, en la actualidad.

El afortunado que encabeza la lista, con un patrimonio «incalculable», es el Tío Sam, aquel anciano de pelo y barba blanca, que lleva ropa del color de la bandera americana, y que señala con un dedo inquisidor.

Quien debe de estar arrancándose las plumas es el tacaño Tío Gilito, que ha pasado de ser el más forrado de todos a ocupar el segundo puesto, con una fortuna de 21.000 millones de euros.

Les siguen, entre otros personajes de ficción, Gordon Gekko, el protagonista de la película Wall Street que interpretó Michael Douglas (en la cuarta posición); Jabba The Hutt, el alienígena obeso de la La guerra de las galaxias (quinto); Bruce Wayne, el tipo que se transforma en Batman (noveno); el señor Burns, de los Simpsons (en el puesto 13°), y la atractiva Lara Croft (14ª).

AFECTADOS POR LA CRISIS
La lista también permite ver que la crisis económica no solo afecta a los humanos, ya que más de la mitad de los que aparecían en la del 2007, como el icono de Nintendo, Mario Bros, y el emblema de Walt Disney, Mickey Mouse, entre otros, han desaparecido.

Y los que aún continúan han visto mermar su fortuna. Si el año pasado el requisito para figurar en la lista era poseer un capital mínimo de 978 millones de euros, este año solo se piden 601.

No aparece Papá Noel. El generoso hombre que vive en las zonas más frías del planeta encabezó la clasificación hasta el 2006, pero Forbes lo retiró a causa de las numerosas quejas que llegaron por parte de sus fans, que alegaban que se trata de un personaje real.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído