La policía investiga en Santiago de Compostela una trama de tráfico de inmigrantes

(PL).- Agentes del Cuerpo Nacional de Policía registraron ayer por la tarde en Santiago la oficina del Centro de Información a Traballadores Estranxeiros (CITE), organismo dependiente del sindicato Comisiones Obreras y cuyas dependencias están en la misma sede sindical, y se llevaron abundante documentación y un ordenador personal.

La policía busca pruebas sobre la existencia de una trama que, supuestamente capitaneada por un trabajador de este organismo, se centraría en traer a inmigrantes desde Marruecos, previo pago, para trabajar en empresas gallegas. Los investigadores sospechan que las víctimas habrían abonado cantidades que oscilan entre los 3.000 y los 7.000 euros por acceder a uno de estos contratos.

Durante el día de ayer, agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación de A Coruña practicaron otros dos registros en Santiago y procedieron a la detención de Messaoud El-Omari, trabajador del CITE en Santiago.

Sobre las 18.15 horas, agentes de policía de paisano llegaban, acompañados de un secretario judicial, a la sede de CC.?OO. en el edificio sindical de San Lázaro. De uno de los dos coches camuflados se bajó el trabajador del CITE, que estuvo presente en el registro que media docena de agentes realizaron en su oficina durante algo más de una hora.

Sobre las 19.30, los investigadores abandonaban la sede sindical llevándose varias cajas con documentación y un ordenador personal precintado. La policía trata de averiguar el grado de responsabilidad de Messaoud El-Omari en una trama que sería similar a la que, hace un mes, motivó la detención de un empresario coruñés.

La mano de obra contratada de manera irregular vendría desde Marruecos a cambio de abonar fuertes sumas, entre los 3.000 y los 7.000 euros, al intermediario que, una vez en Galicia, se encargaría de colocarlos en empresas, con su correspondiente contrato firmado previamente, durante un tiempo determinado. Pasado ese plazo, los inmigrantes eran despedidos y abandonados a su suerte. La investigación continúa abierta y durante el día de hoy está previsto realizar nuevos registros y no se descartan más detenciones.

Agentes de la comisaría de Santiago de Compostela prestaron apoyo a sus compañeros de A Coruña y, una vez finalizado el registro, Messaoud El-Omari fue conducido de nuevo a dependencias policiales.

El secretario GENERAL de Comisións Obreiras, Xan María Castro, confirmó que los policías presentaron una autorización judicial «para intervir o ordenador dunha persoa do CITE» y que, por parte del sindicato, «prestóuselles toda a colaboración». «Non sabemos a acusación que hai pero, en todo caso, é contra unha persoa», añadió.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído