Liberan en Alicante a un inmigrante al que secuestraron para que pagara una deuda

(PL).- Maniatado, confinado en una habitación y magullado. Así encontraron ayer miembros de la Policía Local de Alicante a Rodrigo, un chileno de 34 años, que había sido secuestrado el jueves por la tarde en Jumilla para obligarle a pagar una deuda contraída por su hermana, según la propia versión de la víctima.

Sus tres captores, todos españoles, fueron arrestados en el domicilio donde custodiaban al inmigrante suramericano, un humilde piso situado en el barrio alicantino de Virgen del Remedio.

Según la investigación policial, era la tercera vez que el mismo grupo raptaba a Rodrigo desde comienzos del presente año. En la primera ocasión fue puesto en libertad tras comprometerse a pagar el dinero adeudado por su familiar.

En la segunda pasó encerrado quince días en la misma casa, hasta que pudo escapar tras saltar al balcón de una vecina, según explicó el propio afectado a los funcionarios de la Policía Nacional.

El tercer secuestro se produjo el jueves, hacia las cuatro de la tarde. Los autores acechaban escondidos a su objetivo, que fue abordado justo cuando se disponía a tirar la basura a un contenedor, según explicaron ayer fuentes policiales.

Tras propinarle varios golpes, Rodrigo fue obligado a subir a una furgoneta que puso rumbo a la ciudad de Alicante.

El secuestrado, sin embargo, pudo ponerse en contacto ayer por la mañana, a través de un mensaje de móvil, con un allegado, quien alertó al Teléfono de Emergencias 112. Este aviso hizo que se activase un operativo de rescate que condujo hasta el número 18 de la calle Cartagena de Alicante.

Varias dotaciones de la Policía Local se personaron en esta finca y llamaron a la puerta de la vivienda donde, según les habían informado, podía estar retenido el inmigrante chileno. La persona que abrió la puerta a los agentes les indicó que se encontraba sola en la casa. La mentira se destapó enseguida, ya que instantes después los policías observaron a otros dos inquilinos y escucharon ruidos que procedían de una habitación, cerrada con un candado, según explicaron a este diario fuentes cercanas al caso.

Al abriles el cuarto, se encontraron con la víctima, quien tenía las manos atadas y presentaba magulladuras en la cara y el cuello. Rodrigo fue liberado y arrestados los tres presuntos autores del secuestro, dos hombres y una mujer que responden a las iniciales de R.M.S, de 34 años de edad, T.R.S, de 38, y P.B.B, mujer de 39, el primero natural de Granada y los dos últimos, de Alicante, de acuerdo con las fuentes consultadas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído