Fidel Castro negó tener conflictos con su hermano

Fidel Castro negó tener conflictos con su hermano

El ex presidente cubano Fidel Castro aseguró al sociólogo argentino Atilio Borón que «hay una sola conducción» en su país y que habló de los cambios en el gabinete de su hermano Raúl para hacer frente al «griterío» internacional.

«En este momento la responsabilidad de gobernar es de mi hermano, no mía», enfatizó Castro en una conversación que mantuvo el sábado pasado con Borón, según dijo el argentino en una entrevista publicada hoy por el diario Clarín.

Borón, que se encontraba en Cuba como participante en un foro sobre globalización, explicó que el pasado sábado estaba en un restaurante de La Habana cuando, en forma sorpresiva, le avisaron que Fidel Castro lo esperaba esa misma tarde y que pasarían a buscarle para llevarlo a su encuentro.

La cita tuvo lugar en una sala donde había un escritorio, una computadora, carpetas con recortes de prensa y una serie de libretas azules, organizadas por temas, donde Castro anota sus reflexiones, detalló el sociólogo y politólogo al diario de Buenos Aires.

Durante la conversación y en referencia a la reestructuración hecha en el Gobierno cubano la semana pasada, Castro, según Borón, sostuvo que «no podía permanecer indiferente ante el griterío de la prensa internacional, que empezó a hablar de un conflicto entre la gente de Fidel y la gente de Raúl».

En un artículo que publicó tras los cambios, Fidel Castro afirmó que dos de los destituidos, Felipe Pérez Roque, que era ministro de Exteriores, y Carlos Lage, que era secretario del Consejo de Ministros, tuvieron «ambiciones que los condujeron a un papel indigno».

Borón dijo que lejos de la «persona disminuida» que esperaba encontrar, en la reunión con Fidel Castro pudo comprobar que el líder cubano, de 82 años, nada, escribe, estudia a Charles Darwin y «se lo ve muy conectado» con la realidad.

«Lo vi con muy buen color y muy buen tono muscular, algo que se hizo evidente cuando nos despedimos, en el apretón de manos y el abrazo», reveló el politólogo, que viajó a Cuba para participar en el XI Encuentro sobre Globalización.

Fidel Castro se vio obligado a delegar sus cargos por una grave enfermedad intestinal en julio de 2006, fecha desde la que no aparece en la vida pública.

Durante la conversación, el ex presidente de Cuba se mostró preocupado por el impacto de la crisis global en América Latina, ya que «piensa que el proceso de cierto desplazamiento hacia la izquierda de los últimos años va a estar comprometido» y «teme que venga un reflujo de derecha», dijo Borón.

A partir de lo conversado con Fidel, al argentino le dio «la impresión de que siente una cierta simpatía por (Barack) Obama pero sin hacerse ilusión».

El líder cubano le dijo que el presidente de Estados Unidos «pronto va a descubrir que la presidencia es una cosa y el imperio es otra».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído