Muere Jade Goody tras convertir su cáncer en un show mediático

Muere Jade Goody tras convertir su cáncer en un show mediático

Jade Goody, la ex concursante del Gran Hermano británico enferma de cáncer que se hizo famosa por sus apariciones en la televisión del Reino Unido donde contaba los detalles de su vida y su enfermedad ha fallecido de cáncer de cuello de útero, según ha confirmado su familia.

La joven de 27 años, madre de dos hijos -Bobby, de 5 años y Freddy, de 4- , recién casada con su novio en una ceremonia televisada, ha fallecido en su casa de Essex, al sureste de Inglaterra. «Mi adorable hija murió a las 3.55 de la madrugada», ha declarado su madre, Jackiey Budden, a la prensa. «A su familia y a sus amigos nos gustaría tener finalmente un poco de privacidad», añadió.

Si bien en un principio se anunció que su muerte sería retransmitida en directo a través de un canal británico, finalmente esa idea fue descartada por su agente, Max Clifford.

«Ha tenido mucho, mucho coraje», ha explicado Clifford, quien ha asegurado que Goody «ha afrontado la muerte como afrontó la vida: entera y valientemente». «Creo que se la recordará como una joven que ha salvado, y que va a salvar, un gran número de vidas», agregó su agente en relación a su activismo contra el cáncer.

Sus relación con la prensa, que ha contado prácticamente cada detalle de sus últimos meses de lucha contra el cáncer, ha generado un amplio debate en el Reino Unido, donde se ha acusado a algunos medios de obsesionarse con su vida. Tal ha sido la repercusión que incluso se preguntó sobre la situación al primer ministro británico, Gordon Brown, quien le dio su apoyo.

Una vida en directo

Goody saltó a la fama en el año 2002 tras aparecer en la versión británica del ‘reality show’ Gran Hermano. Aunque al principio fue ridiculizada por su aparente falta de educación, finalmente se ganó el favor del público hasta que se convirtió en una habitual de la prensa rosa, escribió su propia biografía e incluso lanzó una línea de perfumes.

Una carrera en ascenso que se frenó en 2007 al hacer comentarios racistas contra un actriz india -Shilpa Shetty- en un Gran Hermano con famosos. Un concurso que Goody tuvo que abandonar al ser diagnosticada del cáncer terminal que ha acabado con su vida.

Finalmente, Goody decidió contar al público sus últimos días de vida para recaudar el máximo dinero posible para sus dos hijos y llamar la atención pública sobre el cáncer de cuello de útero que padecía, lo que restauró su popularidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído