Un informe denuncia irregularidades de los bancos en las hipotecas concedidas a inmigrantes

Un informe denuncia irregularidades de los bancos en las hipotecas concedidas a inmigrantes

La Coordinadora Nacional de Ecuatorianos en España (CONADEE) ha dado a conocer un informe que sugiere que la banca española ha cometido un «fraude hipotecario» y que es uno de los culpables de «la burbuja inmobiliaria«.

Según las conclusiones del informe, que recoge datos de una muestra de inmigrantes hipotecados en la Comunidad de Madrid, los bancos intentaron captar a este «último sector no sobre-endeudado» por medio de supuestas facilidades.

El texto resalta que, al ser la disponibilidad de una vivienda uno de los condicionantes para la reunificación familiar, y ante las dificultades de los inmigrantes a la hora de conseguir un piso en alquiler, muchos de ellos decidieron firmar una hipoteca, no conscientes de que en varias ofertas bancarias «la relación préstamo-valor no reflejaba bien la realidad».

El informe denuncia las numerosas irregularidades cometidas por los bancos en la concesión de estas «hipotecas basura«, como la sobre-valoración del precio de las viviendas, los avales cruzados entre hipotecados (muchas veces presionados por las propias inmobiliarias), o la obligación de adquirir seguros ilegales, que en la práctica no cubrían las situaciones para las que fueron contratados.

El informe continúa que tras el hundimiento del sector de la construcción, mayoritariamente sustentado por la mano de obra inmigrante, un nutrido número de deudores inmigrantes quedaron «sin empleo y sin sueldo». Ante esta situación, la única reacción de la banca «ha consistido en iniciar una desenfrenada y agresiva presión hacia los hipotecados para que paguen», mientras éstos «apenas pueden cubrir sus necesidades básicas y la de sus familias».

La Plataforma de Unión de Propietarios de Viviendas con Hipotecas Impagables, entre otras asociaciones de hipotecados, proponen la posibilidad de saldar la totalidad de la deuda con la entrega del piso, como sucede en el modelo hipotecario anglosajón.

Al contrario de la fórmula, de acuerdo al modelo español, las entidades financieras solo aceptan la entrega del piso como un pago parcial, «quedando importantes deudas para el hipotecado y sus avalistas».

Los datos ofrecidos revelan que en este momento la morosidad entre los inmigrantes es alta, «solamente el 29% de la muestra está pagando al día sus créditos», mientras que «el 71% ha dejado de pagar», y de éstos, «al 11% ya le han iniciado la ejecución judicial de la hipoteca».

Además, según las actuales expectativas económicas, se augura que «la cartera de incobrables de la banca española se disparará en el futuro inmediato».

La CONADEE destaca que esta misma muestra se está realizando en otras comunidades autónomas con gran concentración de población inmigrante, como Murcia, Valencia, Cataluña o Navarra, y en los próximos días se presentará el informe de cada una de ellas.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído