Indígenas inician marcha humanitaria en busca de cadáveres de 14 awas

Indígenas inician marcha humanitaria en busca de cadáveres de 14 awas

Unos 500 indígenas iniciaron en una zona selvática del suroeste de Colombia, con fuerte presencia de grupos armados y minas antipersonales, la búsqueda de al menos 14 cadáveres de aborígenes de la comunidad Awa que fueron masacrados por las FARC en febrero pasado.

El gobernador indígena del resguardo al que pertenecían los nativos asesinados, Libardo Paí, confirmó que la caminata durará unos 10 días en búsqueda de 14 de los 17 indígenas que los rebeldes asesinaron el 4 de febrero en el departamento de Nariño.

La marcha humanitaria partió ayer de un caserío del municipio de Barbacoas y tras atravesar una zona de fincas se adentrará en la selva para buscar los cadáveres de los nativos.

«Nosotros esperamos que ya que el mismo Gobierno con la Fiscalía y el Ejercito no han podido conseguir los cuerpos, vamos a ver si nosotros como autoridades indígenas los podemos conseguir», dijo Paí.

Los nativos pidieron al Gobierno y a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que hagan «un cese de hostilidades y de las actividades bélicas» en la zona durante el tiempo que dure la marcha humanitaria.

El ministro de Interior y Justicia, Fabio Valencia, aseguró por su parte, desde un resguardo de un pueblo Awa, que el Gobierno garantizará y prestará todo su apoyo en el desplazamiento de los nativos.

«Todo el acompañamiento que quieran, si quieren la parte logística, el transporte en helicópteros si fuera el caso, es decir, estamos listos a prestar toda la colaboración», precisó el funcionario.

Durante la marcha, a la que asisten otros pueblos nativos colombianos, se buscará esclarecer los hechos en medio de los cuales desaparecieron varios de sus compañeros a principios de febrero.

La caminata los llevará hasta el resguardo Tortugaña-Telembí, donde fueron desaparecidos y al parecer asesinados sus compañeros.

Las FARC admitieron el pasado 17 de febrero que «ejecutaron» a sólo ocho awas porque «se pusieron al servicio del Ejército» en ese resguardo que pertenece al municipio de Barbacoas, a unos 700 kilómetros de Bogotá.

Solamente tres cuerpos han sido recuperados por avanzadas militares que tienen que sortear dificultades de la selva y las minas.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído