El Gobierno incumple su promesa y reduce el gasto social a los inmigrantes

El Gobierno incumple su promesa y reduce el gasto social a los inmigrantes

(PD).- La última trola del Gobierno ZP ha quedado desmontada. Se habían cansado de repetirlo: «No habrá recortes en derechos sociales. Al contrario, seguiremos ampliando derechos y políticas sociales», sostuvieron desde Moncloa hasta el hartazgo. Pero el nuevo plan de choque deja esas promesas en agua de borrajas: sordomudos, inmigrantes y el plan de integración gitano se quedan sin más de 61 millones. Palabra de ZP.

Además de la reducción del 30 por ciento del Fondo de apoyo a la acogida de integración de inmigrantes -según una carta del 27 de febrero del Ministerio de Trabajo a la Consejería de Inmigración de la Comunidad de Madrid-, la tijera ha entrado en otras partidas, informa La Razón.

Se recorta, por ejemplo, un 40 por ciento la cantidad presupuestada bajo el epígrafe «Acciones de la lengua de signos y medios de apoyo a la comunicación oral», que estaba dotada con 1.200.000 euros y que ahora se queda en 728.000 euros. La Confederación Nacional de Sordos Españoles trasladó esta decisión en una reunión interna con diputados de la oposición como el popular Miguel Barrachina, que se celebró el pasado 11 de marzo. El Plan de desarrollo gitano es otra de las víctimas de las necesidades del Gobierno ante la crisis. De la dotación inicial de 3.065.160 euros en los Presupuestos Generales de 2009, pasa a un millón de euros, según lo anunciado en la última Conferencia Sectorial de Asuntos Sociales. En total, por de pronto y sólo en estas tres partidas hay un recorte de más de 61 millones de euros, que es todo un símbolo de la dramática situación de asfixia económica en la que se encuentra el Gobierno.

La medida ha provocado una auténtica tormenta: todos los partidos de la oposición, desde el PP hasta IU, han puesto el grito en el cielo porque la cantidad aprobada es un 30% inferior a la que el Gobierno repartió el año pasado. «El asunto puede acabar pasándole factura a Zapatero en el Parlamento», advierte El País.

Pero las muestras de indignación no se han limitado a los militantes de la oposición. Muchos alcaldes socialistas de ayuntamientos beneficiarios de los fondos también han mostrado en público su disgusto. En Cataluña, varios diputados del PSC ya han manifestado su comprensión hacia las protestas.

Casi todas las críticas parten de la misma premisa: es ahora, en tiempos de crisis, cuando más necesario se hace el dinero para la integración de los inmigrantes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído