Una marcha para denunciar las dificultades de los inmigrantes en la crisis que agobia a España

Una marcha para denunciar las dificultades de los inmigrantes en la crisis que agobia a España

La XII Marcha contra el Racismo y la Xenofobia denunciará el próximo domingo en San Sebastián las dificultades de los inmigrantes ante la crisis económica, así como las restricciones y recortes de derechos que suponen las políticas aprobadas por la Unión Europea y España en materia de inmigración.

Responsables de SOS Racismo, Medicus Mundi y la Coordinadora de ONGD Euskadi han explicado hoy en una rueda de prensa celebrada en San Sebastián que esta iniciativa, que partirá de Trintxerpe y llegará hasta el Boulevard donostiarra, está respaldada por un total de 51 organizaciones guipuzcoanas, dos más que el año pasado, entre las que se encuentran ONG, sindicatos, asociaciones de inmigrantes y otras agrupaciones sociales.

Agustín Unzurrunzaga, miembro de SOS Racismo, ha señalado que la actual coyuntura económica afecta de forma específica a los inmigrantes, sobre todo a los extracomunitarios, debido a que, además de incrementar el paro, la exclusión social y la precariedad laboral de todos los trabajadores, aumenta las dificultades de los inmigrantes a la hora de renovar los permisos de residencia y trabajo temporales.

En la comparecencia han dado a conocer el lema de la marcha, «Contra el racismo, la xenofobia y las políticas regresivas sobre inmigración», y han precisado que los objetivos concretos son denunciar la Directiva de Retorno aprobada en 2008 por el Parlamento Europeo, el Pacto sobre Inmigración y Asilo promovido por el gobierno francés y el proyecto de reforma de la Ley de Extranjería impulsado por el Ministerio de Trabajo español el pasado diciembre.

A juicio de los promotores de la marcha, estos acuerdos de ámbito europeo son «particularmente discriminatorios y represivos», mientras que han calificado como «una nueva vuelta de tuerca regresiva en materia de derechos» la intención del gobierno español de modificar la legislación relativa a las políticas de extranjería.

Unzurrunzaga considera que dicha reforma conllevaría una «criminalización de la solidaridad» por contemplar como infracción grave, por ejemplo, el empadronamiento solidario de personas extranjeras con problemas de vivienda.

Ha reprobado, asimismo, la «jerarquización de la inmigración» que en su opinión traerá la reforma y que generará marcos de derechos parcialmente diferentes entre personas con permiso de residencia permanente y temporal.

Unzurrunzaga ha declarado en relación a las acciones delictivas cometidas recientemente por menores inmigrantes tutelados en Guipúzcoa, las cuales se han saldado con varias detenciones, que se trata de un tema «complejo» en el que hay que evitar la distinción entre menores autóctonos y extranjeros.

«Si alguien piensa que los menores autóctonos en acogimiento no delinquen, está muy equivocado», ha aseverado Unzurrunzaga, y ha añadido que, a su juicio, el Ayuntamiento de San Sebastián trata este asunto con «un enfoque desacertado».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído