El peruano Fernando Iwasaki finalista del I Premio de Narrativa Breve Ribera del Duero

El peruano Fernando Iwasaki ha quedado finalista en el I Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero, con su manuscrito «España, aparta de mí esos premios», en una edición en la que el jurado ha otorgado por unanimidad el primer al escritor vasco Javier Sáez de Ibarra.

El vasco ha ganado este premio con su libro «Mirar al agua (Cuentos plásticos)», del que el jurado ha destacado su «ambición literaria» y su «decidida voluntad experimental y de modernidad».

A este premio, dotado con 50.000 euros y de periodicidad bienal, se han presentado 514 originales procedentes de 25 países. España, seguida de Argentina, México, Colombia, Estados Unidos, Chile y Cuba han sido los que han tenido un mayor índice de participación.

Además de Iwasaki, en esta primera edición quedaron finalistas el guatemalteco Eduardo Halfón, con «Los cuentos del cuartel»; el mexicano Pedro Ángel Palou, con «Demonios en casa», y los españoles Juan Carlos Márquez, con «Llegado el momento», y Luciano González Egido, con «Vísperas de la nada».

El fallo fue hecho público hoy en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, en un acto en el que el presidente del jurado, el escritor José María Merino, subrayó «la riqueza de registros» de la obra premiada, que propone un diálogo entre la literatura y las artes plásticas contemporáneas, tema «poco usual en nuestra práctica literaria».

A través de quince cuentos y veintiún minicuentos, Javier Sáez (Vitoria, 1961), residente en Madrid y profesor de Lengua y Literatura en un instituto, no sólo narra historias en ellos, sino que plantea dudas intelectuales acerca de la creación, del arte y de la propia labor narrativa.

«En el libro hay cuentos profundamente conmovedores y provocadores. El lector no sale indemne de su lectura», aseguró la escritora argentina Ana María Shua, miembro del jurado, en tanto que otro de los componentes del mismo, el novelista madrileño Eloy Tizón, afirmó que «Mirar al agua» «es un libro de cuentos del siglo XXI» y de «gran ambición conceptual y estética».

La obra ganadora será publicada en mayo por Páginas de Espuma, una editorial especializada en cuentos y cuyo director, Juan Casamayor, destacó que este premio, el de mayor dotación en su categoría, aspira a convertirse en punto de referencia para el género del relato breve, tanto en España como en Latinoamérica.

Javier Sáez de Ibarra ha publicado ya obras de narrativa como «El lector de Spinoza» y «Propuesta imposible», editados ambos por Páginas de Espuma, y el poemario «Motivos» (Icaria).

El ganador del Premio Internacional Ribera del Duero es de escritura lenta y reposada, y Juan Casamayor no creía que le diera tiempo a presentarse al galardón. «Mirada al agua» es un libro «madurado intelectualmente y escrito visceralmente. Algunos cuentos duelen», aseguró el editor.

José Trillo, presidente del Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero y miembro del jurado, señaló que el relato breve es el género que «mejor se adapta» a la personalidad de estos vinos, ya que en el cuento «se elimina lo superfluo y queda la esencia», algo similar a lo que hacen los viticultores de esa zona de Castilla y León.

Juan Casamayor afirmó que el libro de Iwasaki se publicará «casi seguro», en tanto que los de los otros finalistas se está tratando personalmente con ellos la posibilidad de editarlos o no.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído